Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   5 min lectura

¿Necesitas reconectar estas Navidades? ¡Ponte en modo València! Vuelve a conectar con todo aquello que te hace sonreír gracias al estilo de vida único de València. Reconecta con la gastronomía, la cultura, el arte, la naturaleza, el ocio y el deporte en una ciudad perfecta para escaparse en Navidad o en cualquier época del año.

Te contamos las mejores actividades que hacer en València para volverte a poner en modo on.  ¡Sigue leyendo y empieza a planificar tu próximo viaje!



Actividades para reconectar en València

1. Visita la ciudad en bicicleta

¿Sabías que València cuenta con 150 kilómetros de carril bici? Un sueño para todos aquellos que prefieren hacer turismo pedaleando. Además, es una ciudad llana y la bicicleta te permitirá visitar los principales puntos de interés en menos tiempo. Aunque hay cientos de rutas posibles, te proponemos una con la que no perderte nada del centro de València.

Turistas en bicicleta visitan la Plaza de la Virgen de València

El Jardín del Turia atraviesa la ciudad de oeste a este por el antiguo cauce del río a lo largo de 9 kilómetros transitables y ajardinados. Coge tu bicicleta y empieza en el Parque de Cabecera. Al llegar a las Torres de Serranos, puedes adentrarte en el centro histórico, por la Plaza de la Virgen, para visitar la Catedral y la Basílica de la Virgen. Continúa el recorrido por el Palacio del Marqués de Dos Aguas, la Iglesia y el Museo del Patriarca. Si te ha gustado esta forma de ver la ciudad, vuelve al Jardín del Turia y sigue hasta la Ciutat de les Arts i les Ciències. Y si todavía quieres más, puedes llegar por el carril bici hasta la Marina de València y la Playa de la Malvarrosa. 

2. Explora el Mercado Central de València

Es la despensa de la ciudad, ya que se trata del mercado de producto fresco más grande de Europa. En sus más de 8.000 metros cuadrados se distribuyen alrededor de 300 puestos. Allí encontrarás producto local de la mejor calidad. Naranjas, tomates, alcachofas o judías como protagonistas de la huerta; y marisco y pescado del día como reyes del mar. 

Cúpula interior, estructura de hierro y vitrales del Mercado Central de València, de estilo modernista valenciano

Pero la visita al Mercado Central no solo merece la pena para impregnarse de la gastronomía mediterránea, sino también para admirar este edificio emblemático del modernismo valenciano. En efecto, la estructura construida con arcos de hierro, las cúpulas, los elementos decorativos con vidrieras y azulejos, convierten el Mercado Central en una verdadera joya arquitectónica. Justo enfrente hay otro tesoro arquitectónico que no te debes perder, La Lonja de la Seda, un edificio gótico civil que es patrimonio de la humanidad por la UNESCO. 

3. Recorre la ruta de los Borja

La familia noble valenciana más conocida de todos los tiempos dejó huella en la capital durante sus años de esplendor. Además de pertenecer a la alta alcurnia de la nobleza del siglo XV, la familia Borja es famosa porque dos de sus miembros, Calisto III y Alejandro VI, fueron nombrados papas en un intervalo de tan solo 50 años.

Fachada principal del Palacio de los Borja, actual sede de les Corts Valencianes en la ciudad de València

El legado de esta familia en València es muy amplio, empezando por el Palacio de los Borja, con su imponente fachada, actual sede de las Cortes Valencianas. En la Catedral también encontramos restos del pasado los Borja, como la Capilla de San Pedro o los frescos de la cúpula del ábside, mandados construir por miembros de la familia. Sin olvidar que el antiguo claustro renacentista de la actual Universitat de València se construyó gracias al papa Alejandro VI. Si quieres conocer más lugares de peso en la historia de los Borja, los encontrarás en las localidades valencianas de Gandía, Xàtiva o Canals, entre otras.

4. Tus compras, Made in València

¿Te encanta ir de compras? València tiene todo lo que buscas, desde marcas internacionales hasta productos únicos creados por diseñadores locales. Como en las grandes ciudades, el centro es la mayor zona de compras, en este caso con el núcleo en las calles Don Juan de Austria, Poeta Querol, Jorge Juan, Colón, La Paz y aledaños.

Plaza Redona en València, con puestos de productos artesanales como cestería o bordados con bolillos

Si deseas comprar productos valencianos tradicionales hechos a mano, en la Plaza Redonda encontrarás puestos de bordados, cerámica, cestería y recuerdos de la ciudad. En cambio, si prefieres un shopping más alternativo para hacerte con artículos de diseño, te recomendamos visitar las tiendas de los barrios de Ruzafa y del Carmen. En este último, no te pierdas el Mercado de Tapinería, con puestos itinerantes de ropa vintage, antigüedades, joyería artesanal, fotografía, ilustración y mucho más.



5. Conoce la Ciutat de les Arts i les Ciències

Nadie se va de València sin visitar la Ciutat de les Arts i les Ciències, uno de los mayores atractivos de la ciudad. Este complejo arquitectónico dedicado a la cultura, el arte y el ocio se sitúa en el jardín urbano al final del antiguo cauce del Turia. La mayoría de sus edificios están diseñados por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava.

Edificio Hemisferic en la Ciutat de les Arts i les Ciències de València

Es un plan perfecto para disfrutar en familia, desde la visita al Museu de les Ciències, interactivo y con gran variedad de actividades divulgativas, hasta el Palau de les Arts, dedicado a la música y las artes escénicas. A los más pequeños les encantará conocer de cerca animales marinos como morsas, belugas, tiburones, focas y pingüinos en l’Oceanogràfic, el más grande de Europa. Así como descubrir los secretos del universo en la cúpula 3D de l’Hemisferic. Un paseo por l’Umbracle, con plantas autóctonas y tropicales, cerrará la visita con magníficas vistas sobre todo el conjunto de la Ciutat de les Arts i les Ciències.

6. Disfruta del sabor Mediterráneo

Aunque el plato estrella es la paella, la gastronomía valenciana va mucho más allá. En tu visita no pueden faltar otros platos típicos como el esgarraet, a base pimiento asado y bacalao; el all-i-pebre de anguila; la fideuà, o la olla valenciana, un guiso contundente que se sirve en invierno. Para los más golosos, el apartado de dulces no se queda corto: buñuelos de calabaza, coca de llanda y fartons con horchata de chufa.

Plato de esgarraet, con bacalao y pimiento asado, tradicional de València

Desde los que sirven cocina tradicional hasta los que tienen estrellas Michelin, todos los restaurantes de València han adoptado las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus clientes debido a la COVID 19. Gracias a ello, puedes seguir disfrutando de comidas y cenas en tus restaurantes favoritos con total tranquilidad.

7. Desconecta en el Parque Natural de l’Albufera

No tendrás que alejarte demasiado de la ciudad para sumergirte en un espacio natural sin parangón. A tan solo 10 kilómetros del centro de València se encuentra el Parque de l’Albufera, un ecosistema de arrozales y bosque donde desconectar de verdad. Podrás llegar hasta allí gracias a las líneas de autobús municipales 24 y 25, en coche o en bicicleta.

Pájaros levantan el vuelo en el Parque Natural de l'Albufera, a 10 kilómetros de València

L’Albufera es el mayor lago natural de agua dulce de España, separado del mar por una franja de dunas de arena y sembrado de arrozales. De hecho, en la pequeña población pesquera de El Palmar es donde se inventó la paella. Hay seis itinerarios distintos para recorrer el parque, desde los cuales podrás observar aves como flamencos o garzas reales. También puedes disfrutar del paisaje con un paseo en barca o descubrir la Devesa del Saler, la única playa virgen de València.

Estas y muchas experiencias más te esperan en tu próxima escapada. ¿Te apetece reconectar en València?




¿Te sientes inspirado? ¡Busca tu nuevo destino!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti