Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   6 min lectura

¿Planeas un viaje a la Costa Blanca y aún no sabes qué ver en Alicante? La segunda ciudad más poblada de la Comunidad Valenciana te espera con historia, cultura, playas y gastronomía. Visita la Concatedral de San Nicolás, admira las vistas desde el Castillo de Santa Bárbara, siéntete como en Andalucía en el barrio de Santa Cruz y haz una excursión a la Isla de Tabarca. Sin olvidarte de disfrutar de las especialidades alicantinas, con una gran variedad de arroces, como el arroz a banda, y el dulce por excelencia: la toña. 

Además, en este artículo te recomendamos los pueblos más bonitos de Alicante para que puedas diseñar la ruta que más te guste por la Costa Blanca. ¡Empezamos con los mejores lugares que ver en Alicante!



Lo mejor que ver en Alicante 

1. Sube al Castillo de Santa Bárbara

¡Visita uno de los símbolos de Alicante, el famoso Castillo de Santa Bárbara! Se sitúa en la cima del Monte Benacantil, una formación rocosa de 166 metros de altura en medio de la ciudad. Se construyó en la Edad Media como fortaleza defensiva, para poder vigilar toda la bahía alicantina. Se compone de tres recintos construidos durante los siglos XV, XVI y XVII, respectivamente, en los que podrás ver el Patio de Armas o El Salón de Felipe II.

Castillo de Santa Bárbara en el Monte Benacantil sobre la ciudad de Alicante

Pero el lugar preferido por todos los visitantes es la torreta, situada en la parte más alta del castillo y donde se encontraba la antigua Torre del Homenaje. Desde aquí podrás disfrutar de las mejores vistas sobre Alicante y la bahía. Aunque en general esta es una ciudad bastante plana, la subida al castillo puede ser tediosa, por eso te recomendamos desplazarte en taxi hasta la entrada, o bien dejar tu coche en el aparcamiento que encontrarás a medio camino. Por supuesto, si eres valiente puedes subir andando, en cualquier caso, no puedes perderte una de las mejores cosas que ver en Alicante.

2. Visita el Casco Antiguo y el barrio de Santa Cruz

La Plaza del Ayuntamiento es uno de los puntos neurálgicos del casco antiguo de Alicante. En ella se encuentra el edificio del Ayuntamiento, que data del siglo XVIII, y en cuyo interior se puede visitar el Salón Azul. Otro imprescindible que ver en Alicante es la Concatedral de San Nicolás, patrón de la ciudad. Su cúpula azul sigue el estilo de muchas iglesias de la Comunidad Valenciana. Tampoco te pierdas la Basílica de Santa María, la iglesia más antigua de Alicante, construida en el siglo XIII y de estilo gótico y barroco. Por otro lado, la Calle Labradores es una de las más animadas del centro, el mejor lugar para comer en sus muchos bares y restaurantes.

Casas de estilo andaluz en el barrio de Santa Cruz en Alicante con el Castillo de Santa Bárbara al fondo

¿Sentirte como en Andalucía en el corazón de Alicante? ¡Es posible en el barrio de Santa Cruz! Unas pocas calles situadas a los pies del Castillo de Santa Bárbara te harán transportarte a un auténtico pueblo andaluz. Visita la Ermita de la Santa Cruz, en la ladera del monte Benacantil, desde donde salen las procesiones de Semana Santa. Aunque lo mejor es pasear por entre las casitas blancas con azulejos azules y llenas de maceteros con flores. ¡No te lo pierdas!

3. Recorre el Paseo de la Explanada de España

¿Te apetece un paseo tranquilo junto al mar? Acércate a la vía peatonal más famosa de Alicante, el Paseo de la Explanada de España. Un paseo marítimo que se extiende más de medio kilómetro desde la Plaza Puerta del Mar, delante del puerto, hasta el Parque Canalejas. Fue construido a principios del siglo XX y se caracteriza por las altas palmeras que lo flanquean a ambos lados. Así como por su suelo pavimentado con un mosaico compuesto por más de 6 millones de teselas que representan las olas del mar en color azul, blanco y rojo. ¡Un imprescindible que ver en Alicante!

Paseo de la Explanada de España con palmeras y suelo en forma de olas en Alicante

En la parte norte de la Explanada se encuentran dos edificios emblemáticos de Alicante, el Hotel Gran Sol y la Casa Carbonell, esta última construida en 1925 con elementos arquitectónicos del modernismo valenciano. Además, el paseo se encuentra a tan solo unos pasos de la popular Playa del Postiguet. Antes de ir a bañarte o tomar el sol, no te olvides de tomar un helado o un limón granizado en el quiosco de la famosa heladería Peret.

4. Relájate en las mejores playas de Alicante

Alicante es la capital de la Costa Blanca, ¡por eso en este artículo no pueden faltar sus playas! Muy cerca del casco antiguo, en el extremo norte del Paseo de la Explanada de España, se encuentra la concurrida Playa del Postiguet. La playa urbana más conocida de Alicante descansa a los pies del Castillo de Santa Bárbara. Gracias a sus aguas tranquilas, su arena dorada y su proximidad al centro, es ideal para disfrutar del mar después de un día de visitas turísticas.

Playa del Postiguet con Castillo de Santa Bárbara al fondo en Alicante

Además de la Playa del Postiguet, hay otras playas cercanas al núcleo urbano de Alicante, como la Playa de San Juan, en la localidad vecina del mismo nombre, y la Playa de Muchavista, en el Campello. Si no te importa conducir un poco para disfrutar de las mejores playas, entonces no puedes perderte la Cala Granadella en Jávea o la Playa de l’Ampolla en Moraira. 



5. Haz una excursión a la Isla de Tabarca

¿Quieres descubrir la isla más grande de la Comunidad Valenciana? Tras visitar Alicante, pasar un día en la Isla de Tabarca es uno de los mejores planes que hacer en la Costa Blanca. Tabarca se encuentra  a 22 kilómetros de Alicante y a 8 del puerto de Santa Pola, otra localidad vecina que merece la pena visitar. Desde ambos lugares puedes coger barcos que te lleven hasta a esta isla, en el pasado refugio de piratas. ¡De las mejores cosas que ver en Alicante!

Costa de la Isla de Tabarca en la Costa Blanca

Las aguas cristalinas de Tabarca te harán sentir como en el Caribe en pleno Mediterráneo. De hecho, está rodeada por más de 1400 hectáreas de reserva marina con el fin de conservar la gran biodiversidad de la zona. Como imaginarás, es uno de los mejores lugares de la Comunidad Valenciana para practicar el snorkel. Después de disfrutar del sol y la playa, merece la pena dar un paseo por la capital de la isla. Descubre las murallas, la Iglesia de San Pedro y San Pablo, la Casa del Gobernador y también el faro. No te vayas sin probar el plato típico de Tabarca, el calder, a base de pescado.

Los pueblos más bonitos de Alicante provincia

1. Elche

La tercera ciudad más grande de la Comunidad Valenciana se encuentra a menos de 30 kilómetros de Alicante. Uno de los imprescindibles que ver en Elche es el Museo Arqueológico e Histórico. Aquí podrás contemplar una reproducción del famoso busto de la Dama de Elche. Se trata de una de las piezas más importantes del arte ibérico español, data del siglo V a.C y representa a una sacerdotisa.

Palmeras y lago en El Palmeral de Elche, Alicante

Otro de los lugares más visitados en Elche es El Palmeral, el más grande de Europa y que cuenta con más de 200.000 ejemplares. Así como la Basílica de Santa María, donde cada agosto se celebra la fiesta popular conocida como El Misterio de Elche. Te recomendamos subir a la torre de la iglesia para disfrutar de las vistas sobre la ciudad y el palmeral.

2. Benidorm 

¿Quién no conoce Benidorm, pero has estado allí en persona? Desde los años 70, esta ciudad alicantina es un referente en el panorama turístico nacional, además de ser la ciudad con más rascacielos de España. Un lugar que combina playas, ocio, actividades deportivas, parques temáticos, discotecas y el hotel más alto de Europa, el Gran Hotel Bali.

Skyline con playa y rascacielos en Benidorm, Alicante

En tu visita a Benidorm no puede faltar un baño en la Playa de Poniente o en la Playa de Levante, aunque en los meses de verano están muy concurridas. Tampoco dejes de acercarte a la formación rocosa que separa ambas playas, donde está el Balcón del Mediterráneo, que se adentra en el mar. Pero si lo que quieres es admirar el skyline de Benidorm, sube hasta el Mirador de la Cruz, situado a más de 200 metros de altura, y saca las mejores fotos de sus rascacielos. 

3. Denia

Denia es uno de los pueblos con más encanto de Alicante y donde empieza la Costa Blanca en su extremo norte. Está presidido por su castillo, construido sobre un acantilado en el siglo XI, durante la época de dominación árabe. A los pies del Castillo de Denia se encuentra el casco antiguo, donde encontrarás el Ayuntamiento y la Iglesia de la Asunción. La Calle Loretos es el mejor lugar para hacer una pausa en tu visita y tapear en sus locales.

Castillo de Denia, puerto y barrio de pescadores, en Denia, Alicante

Bajo el acantilado sobre el que reposa el castillo, al lado del puerto, encontrarás el barrio de Baix la mar. Es el antiguo pueblo marinero de Denia, en el que destacan las casas de pescadores tradicionales pintadas de color pastel. Piérdete por sus callejuelas y saborea el pescado más fresco en sus restaurantes. Despide el día tomando algo en una de las terrazas chill out del Puerto Marina de Denia.



Si dispones de más días en tu viaje y te apetece seguir con la ruta por los pueblos más bonitos de Alicante, te recomendamos visitar Altea, la Vila Joiosa, Calpe y Moraira. Aunque la Costa Blanca está llena de lugares de ensueño por descubrir. ¡Planea ya tu próximo viaje!



¿Te sientes inspirado? ¡Busca tu nuevo destino!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti