Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   5 min lectura

¿Solo dispones de un día en la capital mallorquina? Descubre todo lo que tienes que ver en Palma de Mallorca y aprovecha al máximo tu visita. En este artículo te revelamos los siete lugares que no te puedes perder, como el Castillo de Bellver, el Palacio Real de s’Almudaina, la Catedral de Palma, la Lonja o el antiguo barrio judío de la ciudad. ¡Sin olvidarnos de las mejores playas de Mallorca!

¿Todo listo para planificar tu viaje? ¡Sigue leyendo y apunta qué ver en Palma de Mallorca!



1. Visita la Catedral de Palma de Mallorca

Una de la joyas de la capital mallorquina es su catedral, conocida popularmente como la Seu. La Catedral de Palma se sitúa en una ubicación privilegiada, sobre las antiguas murallas, frente al mar y al lado del Palacio de s’Almudaina. Construida entre los siglos XIII y XIV, es una gran representante del estilo gótico catalán. Es famosa por su rosetón, uno de los más grandes del mundo entre las catedrales góticas con sus 13 metros de diámetro. Además, está compuesto por más de 1200 cristales de colores.

Fachada lateral de la Catedral de Palma de Mallorca, de estilo gótico catalán

¿Sabías que Antoni Gaudí participó en una de las restauraciones de la Catedral de Mallorca? Entre los años 1904 y 1914, el arquitecto catalán hizo algunos cambios sustanciales en el interior del edificio, como la apertura de ventanas para mejorar la iluminación o el baldaquino del altar mayor. Si decides visitar Palma de Mallorca en verano, sube a las terrazas de la catedral para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad, junto con las del Castillo de Bellver.

2. Palacio Real de s’Almudaina y s’Hort des Rei

En tu día en Palma no puedes perderte el Palacio Real de s’Almudaina, otro de los edificios más emblemáticos de Mallorca. La base del palacio actual es un alcázar musulmán del siglo XIII. A lo largo de la historia ha sido la residencia de los reyes del reino de Mallorca, para luego pasar a manos de la Corona de Aragón y a los actuales reyes. Se caracteriza por su planta rectangular, por sus murallas y por la torre que lo corona. Su estructura se divide entre el Palacio del Rey y el de la Reina y en su interior merece la pena visitar la Capilla de Santa Ana.

Palacio de s'Almudaina con palmeras en Palma de Mallorca

Fuera de los muros del Palacio de s’Almudaina se encuentra otro de los imprescindibles que ver en Palma de Mallorca, s’Hort des Rei. En tiempos de Jaume II de Mallorca había en este lugar árboles frutales, plantas medicinales y hortalizas, por eso recibe el nombre de huerto del rey. Más tarde, el terreno se urbanizó y no fue hasta 1966 que el arquitecto Gabriel Alomar diseñó el jardín que hoy conocemos, inspirándose en elementos mallorquines y andalusíes. No te pierdas su famosa pérgola, las fuentes con juegos de agua y el estanque de cisnes.

3. Descubre el casco histórico y la judería

Además de visitar la catedral y el Palacio de s’Almudaina, pasear por el casco histórico es de las mejores cosas que hacer en Palma de Mallorca. Te enamorará el entramado de calles estrechas trazadas en la época medieval. Descubrirás las casas señoriales de los siglos XVII y XVIII y algunos edificios que representan el auge del modernismo catalán en la isla, como el del Gran Hotel. Pero lo más importante que ver en el centro antiguo de Palma son los patios mallorquines, muchos de ellos restaurados y con un encanto singular. Las calles Estudi General, Morey, Portella y Sol son en las que podrás ver más patios mallorquines.

Calle estrecha del casco antiguo de Palma de Mallorca

Sigue tu recorrido por la judería de Palma de Mallorca, conocida como call jueu en mallorquín, que se encuentra contigua al centro. En este barrio de calles oscuras y sinuosas vivió una comunidad de hasta 5000 judíos. En el siglo XV los cristianos invadieron el call y expulsaron a todos los judíos que no quisieran convertirse al cristianismo. De hecho, la Iglesia de Monti-Sion, que te recomendamos visitar, se construyó sobre la antigua sinagoga del barrio. 

4. Sube al Castillo de Bellver

¿Quieres disfrutar de las mejores vistas panorámicas de Palma de Mallorca? En una colina a 112 metros sobre el nivel del mar se encuentra otro de los símbolos de la ciudad, el Castillo de Bellver. Construido por Jaume II de Mallorca como atalaya defensiva y como residencia de la corte, la gran peculiaridad de este castillo es su planta circular con tres torres adosadas. Es uno de los pocos castillos europeos con forma de círculo, por esto es una de las mejores cosas que ver en Palma de Mallorca.

Patio interior circular del Castillo de Bellver en Palma de Mallorca

Puedes llegar en coche, en el autobús turístico o en las líneas de autobús locales. Hasta la entrada del castillo deberás subir una pendiente durante unos 20 minutos, pero te aseguramos que merece la pena el esfuerzo para contemplar las vistas sobre la ciudad, el puerto, el mar y la Serra de Tramuntana. El interior del castillo alberga el Museo de Historia de Palma de Mallorca, imperdible si quieres conocer más a fondo la historia de esta ciudad balear. 



5. Descubre la Lonja de Palma de Mallorca

Tu día en Palma no estará completo hasta que visites la lonja de la ciudad. Un ejemplo del gótico civil mallorquín diseñada por el arquitecto local Guillem Sagrera en el siglo XV. La situación estratégica de la isla en el Mediterráneo la convirtió en uno de los puertos comerciales más importantes de la época. Por este motivo, los mercaderes reclamaron un lugar donde desempeñar su labor, cerrar transacciones y firmar tratados comerciales.

Parte superior del edificio de la Lonja de Palma de Mallorca

De esta necesidad nació el edificio de la lonja, lo más espectacular del cual son las seis columnas sin base ni capitel que parecen palmeras de piedra y que se unen formando las bóvedas del techo. La fachada exterior es bastante sobria, con cuatro torres octogonales en cada esquina. Destaca la escultura del Ángel Defensor de la Mercancía, para augurar buenos negocios a los comerciantes. Si quieres visitar la lonja, ten en cuenta que solo abre al público cuando acoge exposiciones. 

6. Las mejores playas en Palma de Mallorca

Por supuesto, no puedes irte de Palma sin haberte bañado en una de sus playas. La más cercana al centro es la playa de Ca’n Pere Antoni, con más de medio kilómetro de largo y unas fantásticas vistas a la catedral. Si dispones de tiempo, te recomendamos visitar algunas playas que, aunque también son urbanas, están más alejadas del casco histórico.

Playa urbana de Palma de Mallorca con edificios al fondo

Una de ellas es la de Ciutat Jardí, una playa delimitada por espigones rocosos que convierten sus aguas en plácidas y con poco oleaje. La Cala Estancia, es una pequeña playa de arena fina y aguas poco profundas situada en una zona residencial. Pero la más famosa de todas, a unos 8 kilómetros al este del centro de la ciudad, es la Playa de Palma. Con una extensión de más de 4 kilómetros, es un lugar de ocio tanto para turistas como para locales. Si planeas recorrer la isla en coche, te recomendamos visitar algunas de las mejores playas de Mallorca, como la de Formentor, la Cala Mondragó o el Caló des Moro.

7. Recorre el Paseo Marítimo de Palma

Para acabar tu día en Palma de Mallorca, nada mejor que andar por el Paseo Marítimo o bien alquilar bicicletas o patines para recorrer sus más de cinco kilómetros de extensión. Aunque después de un intenso día de visitas turísticas, seguro que prefieres dar un paseo tranquilo y despedirte con un último vistazo a los monumentos imprescindibles que ver en Palma de Mallorca, como el Palacio de s’Almudaina, la Lonja o la Seu.

Paseo Marítimo de Palma de Mallorca en la zona del puerto

Si no lo has hecho aún, también te recomendamos recorrer el Parc de la Mar, entre el Paseo Marítimo y los monumentos que acabamos de mencionar. Podrás contemplar la fachada de la Catedral de Palma reflejada en el estanque de este parque urbano. Además, el Paseo Marítimo está lleno de restaurantes donde cenar y después tomar una copa o salir de fiesta en sus bares y discotecas. ¡Acaba tu día de la mejor manera en Palma de Mallorca!



Ahora que ya sabes los imprescindibles que ver en Palma de Mallorca, planifica también en tu viaje una ruta por los pueblos más bonitos de Mallorca como Alcúdia o Sóller. Así como visitar lugares emblemáticos como la Cova del Drach o el Cap de Formentor. Aunque también puedes desplazarte a las islas baleares vecinas como Menorca, Ibiza o Formentera. ¿Cuándo nos vamos?



¿Te sientes inspirado? ¡Busca tu nuevo destino!


footer logo
Hecho con para ti