¿Necesitas ayuda?

Llámanos para ofertas exclusivas: 930 039 952

Hoteles en Albarracin

Por qué reservar con eDreams
  • Los mejores precios
  • Reserva en línea rápidamente
  • El mejor comparador de hoteles

Qué hacer en Albarracin

Visita Albarracín

Albarracín se enclava en el corazón de Teruel, encaramado sobre las faldas de una montaña y de cara al río Guadalaviar. Además, está rodeado por los Montes Universales y la sierra de Albarracín e inserto en el paisaje protegido de los Pinares de Rodeno, que lo dotan de un entorno paisajístico único para el disfrute de actividades en contacto con la naturaleza o de la arqueología, pues atesora cuevas con pinturas de arte rupestre levantino.

Albarracín está abrazado por una enorme muralla, que lo hace impenetrable y le da un aspecto magnánimo. Entre sus callejuelas estrechas y empedradas se cuelan casas centenarias y un vasto patrimonio cultural como el castillo, la Catedral del Salvador, la torre de Doña Blanca y el alcázar. Estas edificaciones son sus joyas más aclamadas, las cuales le han valido el reconocimiento de conjunto monumental y bien de interés cultural.

Si estás pensado en escaparte a Albarracín y buscas hoteles baratos, accede al potente buscador de eDreams. Es muy sencillo de usar, pues tan solo es preciso introducir los datos básicos de tu viaje, como fechas y número de personas. Inmediatamente, te mostrará cientos de ofertas de hoteles, que además puedes filtrar en función de preferencias como ubicación, categoría o precio, para así dar con el que buscas más fácilmente.

Qué ver en Albarracín

Visita el casco antiguo y adéntrate en los orígenes y la historia de la localidad. Está rodeado por murallas que fueron edificadas en el siglo XIV. La torre Doña Blanca es una de las más famosas. Intramuros encontrarás el alcázar, el único que se puede visitar de toda la comarca, la Catedral del Salvador, que se levanta sobre un antiguo templo románico del siglo XII y cuya torre renacentista le imprime una belleza única, el palacio episcopal, que alberga el Museo Diocesano, la iglesia de Santa María, que destaca por su portada mudéjar, o la iglesia gótica de Santiago.

Para adentrarse en la esencia de Albarracín nada mejor que pasear por sus calles más señeras como Azaga, salpicada de casas nobles como la de los Navarro de Arzuriaga o Portal de Molina, donde se encuentra la casa de la Comunidad, una de las más vetustas de la localidad, o el Museo de Albarracín, que atesora restos hallados en las excavaciones arqueológicas próximas.

Si te apetece conocer el entorno de la localidad, puedes hacer la ruta del río Guadalaviar, que discurre por los alrededores de la localidad entre antiguas norias, puentes colgantes y vegetación frondosa. También puedes hacer una excursión a los pinares del Rodeno, donde puedes practicar deportes al aire libre, senderismo e incluso contemplar pinturas rupestres de estilo levantino en el abrigo de Doña Clotilde, Prado del Navazo o en el abrigo de la Cocinilla del Obispo.

Dónde alojarse en Albarracín

Las calles circundantes a la plaza Mayor son una excelente opción para reservar hotel en Albarracín si deseas tener los principales servicios cerca y vistas a las joyas monumentales de la localidad. En torno a la calle Azagra también encontrarás un buen número de hoteles. Es una buena zona, pues está cerca del casco antiguo y tiene una buena oferta de bares y restaurantes.

En el barrio de San Juan encontrarás algunos de los hoteles más económicos de Albarracín. Está cerca del centro y del paseo fluvial del río Guadalaviar y atesora algunos lugares de interés, como la ermita de San Juan o la Fundación de Santa María de Albarracín.