¿Necesitas ayuda?

Llámanos para ofertas exclusivas: 930 039 952

Hoteles en Formigal

Por qué reservar con eDreams
  • Los mejores precios
  • Reserva en línea rápidamente
  • El mejor comparador de hoteles

Qué hacer en Formigal

Visita Formigal

Formigal forma parte del municipio de Sallent de Gállego, en la provincia de Huesca. Ubicado en el Pirineo aragonés, está muy cerca del puerto de montaña Portalet d'Aneu, que comunica con Francia. Esta urbanización forma parte de la estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa, en el Valle de Tena. En invierno, podrás disfrutar esquiando y haciendo snowboard por sus pistas. En verano, podrás practicar senderismo. Vayas cuando vayas, podrás admirar la estupenda panorámica que ofrecen sus montañas.

La manera más fácil y rápida de encontrar hoteles en Formigal es accediendo a eDreams. El potente buscador de la agencia de viajes online te permite reservar alojamiento en unos segundos. Basta con indicar el número de personas que vais a viajar, el número de habitaciones y las fechas y aparecerán todas las ofertas de hotel disponibles. Luego las podrás filtrar en función de tus intereses, como servicios, ubicación o número de estrellas.

Qué ver en Formigal

Empieza tu visita al destino admirando las vistas a cimas como la de Midi D'Ossau, Picos del Infierno o Balaitus desde tu hotel en Formigal. Después puedes visitar su templo prerrománico, que es del siglo XI. Es una de las muchas iglesias del Serrablo. Si te apetece conocer algunas, puedes hacer una ruta que pasa por 14 de ellas, como la de San Juan de Busa o Satué.

Pero si has venido a este pueblo para practicar deportes de nieve, vete a la estación Aramón Formigal- Panticosa, a pocos minutos del centro. Tiene varias pistas, una zona para los más pequeños, el parque infantil Sextas y una escuela de esquí para los que quieran aprender o perfeccionar su técnica. Atrévete a disfrutar del lugar de noche, bajando en trineo de madera por una pista iluminada.

Si te gustan las emociones fuertes, el Valle de Tena te encantará. Muy cerca de Formigal está el embalse Búbal, en Hoz de Jaca. Ahí hay una tirolina que está considerada la más larga de Europa y por la que te puedes tirar incluso de noche. Si vas con niños, seguro que les encantará visitar el parque faunístico de Lacuniacha, donde podrás observar diferentes especies de animales en semi libertad.

Pese a que el invierno es una de las mejores épocas para ir alojarse en un hotel en Formigal, el verano vale la pena para disfrutar del Valle de Tena. Súbete al telecabina Panticosa o realiza una excursión hasta los ibones de Sabocos y los Asnos, en la sierra de Tendeñera. Si quieres relajarte, vete al balneario de aguas termales de Panticosa.

A los amantes del senderismo les gustará hacer una excursión hasta la Peña Foratata, que se levanta imponente a las espaldas del pueblo, o caminar hasta el Anayet, con la chimenea del volcán desde donde podrás observar el majestuoso paisaje de los Pirineos con las altas cumbres del Midi D'Ossau o el Baladrías.

Dónde alojarse en Formigal

Reserva hotel en el centro del pueblo. Es una buena opción porque es la zona donde se concentra la mayor oferta de hoteles en Formigal. Aunque el municipio es pequeño, cuenta con todo tipo de servicios, como tiendas, bares y restaurantes e incluso piscina en verano. Además, estarás a pocos minutos de las pistas, a las que puedes llegar en coche o en autobús.

Si buscas hoteles baratos, lo mejor es buscar en Sallent de Gállego, ubicado a unos 3 km de Formigal. Otra opción es alojarse en municipios cercanos como Tramacastillo o Biescas. Desde muchos alojamientos de estos municipios disfrutarás de bonitas vistas al Valle de Tena.

Sitios web internacionales