¿Necesitas ayuda?

Llámanos para ofertas exclusivas: 930 039 952

Hoteles en Huesca

Por qué reservar con eDreams
  • Los mejores precios
  • Reserva en línea rápidamente
  • El mejor comparador de hoteles

Qué hacer en Huesca

Visita Huesca

Partida en 2 por el río Isuela, resguardada por la sierra de Guara y a pocos minutos de las estepas subdesérticas de los Monegros, se encuentra Huesca. Un enclave privilegiado que la sitúa a la puerta de los Pirineos, cuyos alrededores constituyen un atractivo para los amantes del turismo de montaña.

Las calles oscenses guardan una gran riqueza arquitectónica, cuyas máximas expresiones son la catedral gótica de Santa María, los claustros románicos de San Pedro el Viejo, la iglesia de Santo Domingo o el teatro Olimpia, de estilo modernista.

La ciudad aragonesa puede presumir de tener un buen número de museos, entre los que destacan el Museo de Huesca o el Diocesano. Sin olvidarnos de su gastronomía, que incluye especialidades tan suculentas como los buñuelos de bacalao, el pollo al chilindrón, las empanadas de mazapán o los empanadicos.

Si has organizado una escapada a Huesca y buscas hotel, entra en el buscador de eDreams. Es muy fácil de usar, pues tan solo tienes que introducir las fechas de viaje, el número de personas y, en unos segundos, te mostrará decenas de ofertas de hoteles. Filtra los resultados y elige entre los numerosos hoteles baratos.

Qué ver en Huesca

El casco antiguo es un excelente punto de partida para conocer la Huesca más vetusta. Rodeado por las antiguas murallas, de las que quedan algunos tramos en pie, y el torreón de Septentrión, guarda algunos monumentos valiosos como la catedral gótica de Santa María, que guarda en su interior un maravilloso retablo de estilo renacentista; la iglesia románica de San Pedro el Viejo, el Ayuntamiento, que muestra un impecable estilo renacentista aragonés o la basílica barroca de San Lorenzo.

Las construcciones modernistas tienen protagonismo en la ciudad, siendo especialmente importantes el casino, la fuente de las Musas, que decora la plaza Navarra, o el puente de San Miguel, que fue la primera construcción de hormigón armado.

Si quieres disfrutar de planes culturales, puedes visitar el Museo Diocesano, que está junto a la catedral y guarda una extensa colección de arte sacro. Otra opción es ir al Museo de Huesca, que atesora una extensa colección de restos arqueológicos y obras de arte de la provincia, en especial de la Hoya de Huesca.

Si quieres disfrutar del entorno natural de Huesca, haz la ruta Escarpes de la Hoya, que pasa entre llanuras desérticas y terrazas erosionadas paralela a la sierra de Guara y el alto Pirineo. También puedes decantarte por la del Reino de los Mallos, que culmina en Riglos, donde se encuentran formaciones rocosas con más de 300 metros de altitud, lugar de anidación del buitre leonado.

Dónde alojarse en Huesca

Reservar hotel en el casco antiguo de Huesca te permitirá tener una ubicación privilegiada, pues tendrás vistas a su patrimonio monumental y,además, estarás a un paso de las principales tiendas, que se concentran principalmente en la calle Coso, en el barrio de San Lorenzo.

La zona comprendida entre la plaza del mercado y la catedral está repleta de discotecas, pubs y bares. Por el día son una buena zona para ir de tapas, mientras que por la noche se transforman y ofrecen fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Si quieres vivir la noche oscense o dormir en una zona animada, busca hotel al otro lado de la calle Coso de Huesca. Las calles Padre Huesca, San Lorenzo y San Roldán concentran un buen número de bares y discotecas. Además, estarás muy cerca del centro y de los principales servicios.