Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   5 min lectura

¿En qué medio de transporte piensas primero cuando piensas en viajar? En el avión, claro. Pero, ¿alguna vez te has planteado una aventura sobre raíles? Muchísimas personas siguen optando por este medio de transporte por varias razones. No solo motivos prácticos, sino también románticos porque el tren ofrece una de las formas de viaje más auténticas que existe.

¿Por qué viajar en tren?

  • Es barato – ya sea con un pase de tren (Pase Interrail) o un billete de ida y vuelta , viajar en tren es más barato que volar y puedes aprovechar muchos descuentos y ofertas, sobre todo si reservas con antelación.
  • Es práctico – olvídate de llegar 2 horas antes al aeropuerto, hacer colas eternas para hacer el check in, pasar los controles de seguridad…Para coger  un tren no tienes que hacer nada más que llegar a la estación y subir al vagón. Además, la mayoría de las estaciones de tren están en el centro de los principales destinos turísticos, así que te ahorras tiempo y dinero evitando los traslados desde el aeropuerto, que suele estar a kilómetros de distancia del centro de las ciudades.
  • Es la opción más ecológica – si quieres cuidar del medio ambiente, utiliza el tren: es la opción que produce menos agentes contaminantes nocivos en comparación con otros medios de transporte.
  • Te permite planificar las etapas de tu viaje – el tren hace muchas paradas y puedes bajar donde quieras para visitar los lugares que te interesan. 
  • Paisaje y encanto – viajar en tren es la mejor forma para entrar en contacto directo con los paisajes y, además, este medio de transporte tiene un encanto único.

Los 10 mejores viajes en tren por Europa

Estos son algunos de los mejores viajes en tren por Europa que no te puedes perder. Te contamos 10 opciones de rutas en las que podrás disfrutar de paisajes y ciudades increíbles

1. El Cinque Terre Express, Italia – 28 km

cinque terre

El tren sale de Levanto con destino a La Spezia y para en cada uno de los 5 pueblos de las Cinque Terre (Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza, Monterosso al Mare). Déjate seducir por la vista de estos pueblos pintorescos con casas de color pastel, colgando de  los acantilados y elevados sobre el mar de Liguria. Los pueblos forman parte del parque nacional, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998: aquí los senderistas podrán disfrutar de itinerarios muy sugerentes y los amantes del mar podrán hacer snorkeling, buceo u otros deportes acuáticos.

2. El Bernina Express, Suiza – 61 km

bernina express

¿Listo para la travesía de los Alpes suizos? Sube a bordo del Bernina Express, el tren de montaña suizo de color rojo que recorre una de las rutas de tren más espectaculares del mundo. Este tramo del ferrocarril rético desde Tirano hasta St. Moritz ha sido declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO y pasa por 55 túneles y 196 puentes. Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de paisajes deslumbrantes con lagos y glaciares.

3. El tren amarillo, Francia – 63 km

tren amarillo

Sube al Tren Amarillo de la Cerdaña que va de Latour de Carol a Vilafranca de Conflent y experimenta el encanto de paisjes dignos de una postal. El tren pasa por valles, montañas y mesetas, llegando hasta los 1.593 metros de altitud en su punto más elevado , no en vano es la línea férrea más alta de toda Francia. Si el día está despejado, siéntate en el vagón descubierto para disfrutar de vistas aún más impresionantes de los Pirineos. Durante el trayecto atravesarás el Viaducto de Séjourné y el Puente de Giscard, ambos catalogados como monumentos históricos.

4. El Transcantábrico, España – 677 km

galicia

Disfruta de un viaje inolvidable en el norte de España en un auténtico hotel de lujo sobre raíles. El Transcantábrico hace el trayecto desde Donostia – San Sebastián, en el País Vasco, hasta Santiago de Compostela en Galicia y atraviesa una gran variedad de paisajes: serpentea por valles, montañas, playas y acantilados,rozando las olas del mar Cantábrico. Prepárate para admirar vistas únicas por las ventanas del tren y hacer paradas en destinos increíbles que forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO: las cuevas de Altamira, el Parque Nacional de los Picos de Europa, los monumentos prerrománicos de Oviedo y muchos más. Merece la pena hacer una parada en Santiago de Compostela y pasar 1 o 2 noches en un hotel para explorar esta ciudad, visitada cada año por millones de turistas y peregrinos. 

5. La línea del Duero, Portugal – 203 km

valle del duero

Próxima parada: Oporto con destino Pocinho. Recorre el valle del Duero a bordo de un tren de vapor y vive una experiencia inolvidable. El nombre de esta línea proviene del río al que el tren sigue durante la mayor parte del trayecto. Podrás disfrutar de los idílicos paisajes del valle del Duero, con viñedos encaramados en las colinas, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una parada obligada para los amantes del enoturismo es Pinhão. Una vez hayas bajado del tren podrás admirar los azulejos de la estación, una de las más bonitas de Portugal, que reproducen escenas de la vendimia y visitar las quintas donde podrás catar botellas de las mejores variedades de Porto de la región.

6. La línea West Highland, Reino Unido – 68 km

linea West Highland

Fans de Harry Potter, ¡preparad vuestras varitas mágicas y todos a bordo del Expreso de Hogwarts! El tren de la saga existe de verdad, se llama Jacobite y se encuentra en el norte de Escocia. Es una locomotora a vapor que resopla y traquetea en la ruta de Fort William a Mallaig y atraviesa paisajes pintorescos con valles, páramos y lagos. La parte más esperada del viaje es cuando el tren recorre la inconfundible curva sobre el viaducto de Glenfinnan, formado por 21 arcos a 30 metros de altura: son momentos de adrenalina pura en los que podrás atisbar un poco de la magia de Harry. 

7. La línea Mostar-Sarajevo, Bosnia y Herzegovina  – 129 km

mostar

Seguimos con otra línea que sigue el cauce de un río, esta vez hablamos del Neretva, en Bosnia y Herzegovina. Es la ruta que conecta Sarajevo y Mostar y tiene fama de ser uno de los itinerarios férreos más pintorescos de Europa. No sólo el río es hermoso, sino también la naturaleza que lo rodea es impresionante: la característica distintiva de este curso fluvial es su color verde brillante y sus aguas rodeadas de montañas escarpadas y exuberantes valles verdes.

8. El tren de Flam, Noruega  – 20 km

linea de Flam

¡Prepárate para un viaje de ensueño en el corazón de Noruega! En 2014 Lonely Planet designó la línea de Flam como el viaje en tren más bonito del mundo. El tren de Flam a Myrdal ofrece las vistas más increíbles del oeste de Noruega: recorre altas montañas y pasa por el fiordo de Aurlandsfjord, una rama principal del Sognefjorden, el fiordo más largo del país. Se trata, por tanto, de una de las líneas con más pendiente  del mundo, con un gradiente del 5,5% durante el 80% del trayecto. A lo largo de su recorrido, el tren se detiene en la cascada de Kjosfossen, una de las atracciones turísticas principales de Noruega. Que no se te olvide tu cámara para inmortalizar esta enorme avalancha de agua y otros paisajes increíbles que desfilarán ante  tus ojos.

9. La línea del Semmering, Austria  – 41 km

linea del Semmering

¡La primera ruta de ferrocarril de montaña del mundo te espera en Austria! Se trata de la línea del Semmering, inaugurada en 1854, una hazaña de la ingeniería ferroviaria, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998. Unos 20.000 obreros trabajaron en su construcción durante 6 años. Durante el recorrido de Gloggnitz a Mürzzuschlag pasarás por 14 túneles, 16 viaductos y más de 100 puentes de piedra y podrás disfrutar de las vistas panorámicas de los Alpes orientales, tapizados de bosques de pinos y macizos rocosos. 

El tren de la Selva Negra, Alemania – 150 km

selva negra

¿Estás soñando con revivir los cuentos de los hermanos Grimm? La leyenda dice que se inspiraron en la Selva Negra, en Alemania. Es un lugar mágico que se tiene que visitar una vez en la vida y hoy puedes hacerlo cómodamente en tren. Durante el recorrido que une las ciudades de Offenburg y Costanza, a través de la ventanilla verás inmensos bosques de pinos oscuros, paredes de roca y agujas de iglesias que se levantan hacia el cielo. Si quieres vivir una experiencia aún más inolvidable puedes atravesar la Selva Negra en el ferrocarril del valle del río Wutach (Wutachtalbahn) en una antigua locomotora a vapor, para un viaje en el tiempo a la Alemania de finales de 1800.

Viajar en tren es una experiencia única, a cada momento descubres nuevos paisajes detrás de tu ventana. Vive tu propia aventura sobre raíles y disfruta de un viaje inolvidable en los destinos más espectaculares de Europa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti