Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   5 min lectura

¿Estás preparando tu viaje y aún no sabes qué ver en Ibiza? La tercera en tamaño de las islas Baleares, después de Mallorca y Menorca, está llena de sorpresas. Famosa en todo el mundo por su gran oferta de ocio nocturno, muchos de los DJ internacionales más populares han pinchado en discotecas como Ushuaia o Pacha. 

Pero, al margen de su imagen fiestera, Ibiza tiene cientos de lugares por descubrir. Como el Parque Natural de ses Salines, el yacimiento fenicio de Puig des Molins o Dalt Vila, el centro histórico de la capital. Sin olvidar sus playas de ensueño como Cala Salada, Cala Benirràs, Cala Llentia y muchas más. ¡Sigue leyendo y apunta todo lo que hay que ver en Ibiza!



Lugares Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

¿Sabías que esta isla balear cuenta con cuatro sitios designados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO? Te contamos más detalles de estos lugares imprescindibles de Ibiza que no pueden faltar en tu viaje.

1. Recorre Ibiza Dalt Vila

El casco histórico de Ibiza se alza sobre la ciudad y se conoce popularmente como Dalt Vila. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999 por ser uno de los baluartes fortificados mejor conservados de Europa. De forma heptagonal, el centro está flanqueado por murallas construidas en el siglo XVI por orden de Felipe II y cuenta con seis baluartes defensivos en cada extremo. Hay diversas puertas para acceder a Dalt Vila, pero la más impresionante es la Porta de Ses Taules, presidida por dos estatuas romanas y un puente levadizo.

Cañones en el Castillo de Ibiza con la Catedral de Ibiza al fondo, en Dalt Vila

Además de por el encanto de sus callejuelas y por los mercadillos que se celebran en Dalt Vila, es una de las visitas imprescindibles de Ibiza por ser donde se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de la isla. Como el Ayuntamiento de la ciudad, que ocupa el antiguo convento de dominicos, o la Catedral de Ibiza, que corona la cima del casco amurallado. Tampoco te pierdas el Castillo de Ibiza, en el pasado sede del gobierno, ni las impresionantes vistas sobre el mar, especialmente desde el baluarte de Santa Lucía. Al terminar las visitas, tómate un descanso en la Plaça de la Torreta o la Plaça de la Universitat.

2. Descubre el pasado fenicio en Puig des Molins 

Otro de los lugares imprescindibles que ver en Ibiza es la necrópolis de Puig des Molins, situada muy cerca de Dalt Vila. Visita este cementerio creado por los fenicios, que habitaron la isla a finales del siglo III a.C., y que fue creciendo durante la época púnica y romana. Se calcula que alberga alrededor de 3000 tumbas, de las cuales solo son visibles 350. Entre ellas destacan los hipogeos púnicos, excavaciones subterráneas en forma de cámaras o galerías destinadas a sepulturas.

Hipogeo púnico excavado en el suelo de la necrópolis de Puig des Molins en Ibiza, Islas Baleares

Puig des Molins está considerado como el conjunto funerario mejor conservado del Mediterráneo Occidental, por este motivo fue elegido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Si te apasiona la arqueología, además de visitar la necrópolis, no puedes perderte el museo contiguo. Allí podrás admirar piezas rescatadas, como vasijas, joyas o armas, y el busto de Tanit, la diosa púnica de la fertilidad. 

3. Poblado fenicio en Sa Caleta

A tan solo 17 kilómetros al oeste de la capital se encuentra la localidad de Sant Josep de sa Talaia. Uno de los pueblos más bonitos de Ibiza y famoso por albergar en su término municipal el yacimiento fenicio de Sa Caleta. En una pequeña península al sur de la isla, entre la Playa des Codolar y el monte Puig des Jondal, se estableció el núcleo urbano más antiguo de Ibiza. Lo hicieron los fenicios en el siglo VIII a.C. por la posición estratégica que les ofrecía la isla para controlar el Mediterráneo.

Torre des Savinar, en Sant Josep de sa Talaia con los islotes es Vedrà i es Verdradell al fondo en Ibiza

En el yacimiento podrás ver los restos del poblado fenicio, compuesto por callejones, casas pequeñas, algunas plazas e incluso hornos que servían para trabajar metales con los que comerciaban, al igual que con la sal. Después de tu visita, no te pierdas otro imprescindible de Sant Josep de sa Talaia, la Torre des Savinar, dentro de la Reserva Natural de Cala d’Hort. La torre sirvió en el pasado como atalaya de vigilancia gracias a su localización sobre un acantilado y con vistas a los islotes Es Vedrà y Es Vedranell. ¡Uno de los mejores lugares de Ibiza para ver la puesta de sol!

4. Pasa un día en el Parque Natural de Ses Salines

No te pierdas uno de los tesoros naturales de Ibiza, el Parque Natural de Ses Salines. Esta área protegida abarca desde los humedales de Ses Salines en el sur de Ibiza, hasta el norte de la vecina Formentera. Incluyendo la Península de Es Trucadors, donde está la famosa Playa de Ses Illetes. Así como también el estrecho que separa ambas islas, en los que hay diversos islotes, como Espalmador. En total, una extensión de 16.000 hectáreas marinas y terrestres.

Flamencos en una de las lagunas del Parque Natural de Ses Salines en Ibiza, Islas Baleares

Este parque natural reúne todos los ecosistemas de Ibiza y la mayor biodiversidad de fauna y flora. Es lugar de paso migratorio para más de 200 aves, la más popular de las cuales son los flamencos. En cuanto a vegetación, la posidonia oceánica es la protagonista. Las grandes praderas submarinas de esta planta filtran y oxigenan el agua, además de dar cobijo a muchas especies acuáticas Después de tu llegada al parque en coche, puedes visitarlo por libre siguiendo las vías verdes a pie o en bicicleta. ¡Aprovecha para bañarte en las playas de la reserva!



Las mejores playas y calas de Ibiza

Como el resto de las Islas Baleares, Ibiza es conocida por sus playas y calas de aguas cristalinas. Te descubrimos tres de las mejores calas, aunque hay muchas más.

1. Báñate en Cala Salada

A 4 kilómetros de Sant Antoni de Portmany se encuentra una de las calas más frecuentadas de Ibiza, la Cala Salada. En realidad, son dos calas, la Salada, de más fácil acceso, y la Cala Saladeta, a la que se llega subiendo al acantilado y descendiendo por una escalera de madera. Ambas comparten la belleza de aguas turquesas y fina arena dorada. Están separadas por grandes rocas donde podrás tomar el sol, o bien resguardarte en las casetas de pescadores que le dan un toque pintoresco a la Cala Salada.

Vista aérea de la Cala Salada, en Ibiza, con dos barcos en el agua

2. Siéntete hippie en Cala Benirràs

Si quieres vivir la esencia hippie de Ibiza, no te pierdas la Cala Benirràs, donde, en verano, cada atardecer se recibe al son de los tambores. Además, es la playa más popular al norte de la isla y cuenta con un singular islote de 27 metros de altura, conocido como Es Cap Bernat. Desde Cala Benirràs te recomendamos aprovechar el día para visitar la cova de Can Marçà, en Port de Sant Miquel. Recorre su interior lleno de estalactitas y estalagmitas, pequeños lagos y cascadas con más de 100.000 años de antigüedad. ¡Un imprescindible que ver en Ibiza!

Arenal de la playa en Cala Benirràs con el islote Es Cap Bernat al fondo en Ibiza

3. Contempla arte en la Cala Llentia

¿Una playa rodeada por arte al aire libre? Hablamos de Cala Llentia, una pequeña cala bordeada por acantilados en cuyos alrededores se encuentran dos de los monumentos más sorprendentes de la isla. El primero es las Portes de Can Soleil, dos puertas decoradas con motivos árabes que flanquean una habitación invisible. El segundo es el conocido como stonehenge de Ibiza, un conjunto de monolitos diseñados por el escultor australiano Andrew Rogers. Si quieres disfrutar de una playa tranquila y admirar estas obras de arte, ¡Cala Llentia te espera!

Monolitos del monumento al aire libre Time and Space del escultor Andrew Rogers en Cala Llentia, Ibiza

Los pueblos más bonitos que ver en Ibiza

Si quieres conocer esta isla a fondo, además de visitar su capital y sus playas, no puedes perderte algunos de los pueblos más bonitos de Ibiza. El primero que te recomendamos es Sant Antoni de Portmany, un municipio muy popular entre el turismo joven. Es donde se encuentra la Cala Salada y también Punta Galera, conocida por sus rocas escarpadas y por ser una cala nudista.

Vista del litoral de Sant Antoni de Portmany con muelle y edificios, en Ibiza

En Santa Eulària des Riu, la segunda ciudad más poblada de la isla, encontrarás más tranquilidad que en la capital y en Sant Antoni. Si viajas en familia, este es uno de los mejores lugares donde alojarte.

Iglesia de Santa Eulària des Riu, Ibiza, Islas Baleares

Tampoco nos olvidamos de Santa Gertrudis de Fruitera, situada en el centro de la isla, con calles siempre llenas de vida. Deleitate con la gastronomía local en sus muchos bares y restaurantes y haz excursiones en la naturaleza. ¡Ideal si quieres descubrir el espíritu de la Ibiza rural!



¿Lo tienes todo apuntado? Aunque hay mucho que ver en Ibiza, te recomendamos reservar un día en tu viaje para visitar la vecina isla de Formentera, a tan solo media hora en ferry. ¿Cuáles de las Islas Baleares has visitado ya?



¿Te sientes inspirado? ¡Busca tu nuevo destino!


footer logo
Hecho con para ti