Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   6 min lectura

Naturaleza salvaje, clima suave durante todo el año, una gastronomía llena de sabores, playas donde relajarte o practicar tu deporte favorito, miradores que cortan la respiración… Todo esto y mucho más tienes que ver en Tenerife! Un destino lleno de contrastes, perfecto tanto si buscas pasar unas vacaciones llenas de actividades haciendo senderismo, surf o buceo, como si prefieres organizar unos días de relax y desconexión durmiendo bajo las estrellas, bañándote en sus playas de arena volcánica y en sus piscinas naturales, o visitando sus pueblecitos ubicados entre montañas.

Sea cual sea tu plan ideal, ¡ven con nosotros a descubrir qué ver en la isla de Tenerife!

1. Recorre el Parque Nacional del Teide

Parque Nacional del Teide en Tenerife

¿Sabías que el Pico del Teide es el de mayor altura de España y el tercer volcán más alto de Europa? Con sus 3.718 metros, el Teide es uno de los lugares indispensables que ver en Tenerife. Haciendo senderismo por el Parque Nacional, los paisajes y la vegetación te harán sentir como si estuvieras en otro planeta, todo gracias a su origen volcánico.

Para disfrutar de las increíbles vistas que ofrece el pico, puedes subir con el teleférico desde la estación base hasta la estación superior a 3.555 metros de altitud y, a partir de ahí, puedes seguir el camino a pie hasta el cráter. Desde ese punto, las vistas de Gran Canaria, La Palma, El Hierro, La Gomera y del océano a tus pies compensarán los 40 minutos de caminata sin lugar a dudas. 

2.  Atardeceres mágicos en la Playa de Benijo

Playa de Benijo en la isla de Tenerife

La Playa de Benijo está situada al norte de la isla, a menos de 30 km de Santa Cruz de Tenerife. Si te gustan las playas salvajes rodeadas de naturaleza, esta es tu playa ideal. Desde ahí, podrás disfrutar de unas increíbles vistas a los Roques de Anaga, una reserva natural formada por dos monumentos naturales que se encuentran en mitad del océano. Para acceder a la playa, puedes llegar en coche hasta los alrededores de Taganana (la localidad más cercana).

Una vez allí, no pierdas la oportunidad de degustar algunos de los platos típicos de la isla, como el atún en adobo o la cazuela de pescado. Tras tu parada gastronómica, puedes seguir tu camino hacia la playa a pie por un sendero con escaleras y quedarte a  contemplar un atardecer mágico donde se funden el rojo del horizonte con el mar y el negro de la arena volcánica.

3. Adentrarse en La Cueva del Viento

La Cueva del Viento en Tenerife

En La Cueva del Viento de Tenerife tendrás la oportunidad de visitar el quinto tubo volcánico más largo del mundo. Con 18 kilómetros, solo está por detrás de los cuatro primeros en la isla de Hawaii. Se formó hace 27.000 años tras una erupción del volcán Pico Viejo, situado junto al Teide, al norte de la isla. Al adentrarte en su interior, descubres un entramado laberinto de pasajes subterráneos, muchos de ellos todavía sin explorar.

La visita dura alrededor de dos horas y puedes empezar tu recorrido en el mismo centro de visitantes. No olvides tu calzado y ropa deportiva y prepárate para explorar el mundo subterráneo de la isla de Tenerife y conocer su increíble historia y las 190 especies distintas que habitan sus profundidades.

4. Sumergirse en el Charco de la Laja

Charco de la Laja, piscina natural en Tenerife

Esta piscina natural de origen volcánico es uno de los sitios que, sin duda, debes ver en tu viaje a Tenerife. Formada a partir de lava, sus curiosas formas y el agua cristalina la convierten en una de las zonas más bonitas de la costa de San Juan de la Rambla. Es el sitio ideal si buscas desconectar, relajarte con el sonido del mar de fondo y darte un chapuzón en un sitio idílico. Es muy fácil acceder a la piscina, solo tienes que desplazarte hasta el municipio de San Juan de la Rambla y caminar por un sendero con impresionantes vistas al litoral. Durante tu visita, no dudes en adentrarte en el pueblo para coger fuerzas degustando la gastronomía canaria en una de sus tascas. 

5. Enredarse en la laurisilva del Parque Rural de Anaga

Bosque de laurisilva en el parque rural de Anaga en Tenerife

A poco más de 20 kilómetros de Santa Cruz de Tenerife se encuentra el espectacular Parque Rural de Anaga, un indispensable en tu lista de sitios que ver en Tenerife. Un lugar donde cumbres y montes se funden con el océano creando imponentes acantilados y playas de arena negra rodeadas de naturaleza. Para disfrutar del parque en todo su esplendor, puedes recorrer los distintos senderos que atraviesan los bosques hasta llegar a la costa, donde reponerte dándote un refrescante baño en el océano.

Si el senderismo es lo tuyo, puedes aventurarte hasta la zona más alta del parque, donde acabarás rodeado de laurisilva, un bosque con más de 40 millones de años de historia. Sin salir del mismo Parque Rural, puedes contemplar la vegetación típica de la zona costera, pasando por la selva de laurisilva, hasta las típicas palmeras canarias. ¡Todo un espectáculo para los sentidos!

6. Visitar la Punta de Teno

El faro de la Punta de Teno en Tenerife

En el extremo más occidental de la isla de Tenerife se encuentra uno de sus rincones menos conocido y explorado: el Parque Rural del Teno. Debido a su difícil acceso tanto a pie como en coche, este icónico lugar ha conseguido conservar su gran valor paisajístico casi intacto. La mejor manera de llegar hasta la Punta de Teno es cogiendo un autobús desde Buenavista Norte. Es un viaje que tienes que hacer en Tenerife. En tan solo 20 minutos podrás disfrutar de un paisaje de acantilados salvajes, bosques de laurisilva y rocas volcánicas que contrastan con el azul del océano. 

Desde el antiguo faro puedes contemplar las espectaculares vistas de los acantilados de Los Gigantes y de la isla de la Graciosa y, si tienes la oportunidad, te recomendamos ver el atardecer desde este mágico enclave. 

7. Irse de Guachinche

Irse de Guachinche, actividad gastronómica típica de Tenerife

Probablemente te estarás preguntando qué es eso de Guachinche. Si eres de los que te gusta descubrir la gastronomía típica de la zona de primera mano acompañado de los mismos locales, este concepto te va a encantar. Los Guachinches son establecimientos (y en muchos casos casas dentro de fincas particulares) típicos de la zona norte de Tenerife donde se ofrece comida tradicional canaria acompañada de vino de cosecha propia. 

Algunos de los platos que podrás degustar en estos pintorescos restaurantes son guisos, conejo en salmorejo, costillas con papas, calabacines rellenos, papas con mojo o pescado rebozado. Estos curiosos establecimientos tienen su origen en los mercadillos que muchos agricultores montaban antiguamente para vender su vino directamente a compradores ingleses y a los consumidores locales. Es, sin duda, el lugar idóneo donde conocer la cultura y la gastronomía tradicional de Tenerife. 

8.  Acantilados de los Gigantes

Acantilados de los Gigantes en la isla de Tenerife

¿Sabías que los guanches, los antiguos aborígenes de la isla de Tenerife, llamaban a estos acantilados “Muralla del Infierno”? Creían que estos escarpados precipicios indicaban el fin del mundo. Y no es de extrañar, ya que los imponentes Acantilados de los Gigantes pueden llegar a superar los 600 metros. Las impresionantes vistas panorámicas convierten a estos acantilados en uno de los lugares más imprescindibles que visitar en Tenerife.

El Puerto de Santiago, muy cerca de la zona, ofrece unas bonitas vistas de todo el conjunto, aunque si lo prefieres, también puedes contemplar su grandeza desde el mar a bordo de uno de los barcos que realiza excursiones por la zona. Y si te animas a hacer submarinismo, podrás maravillarte con la riqueza de su fondo marino. 

9. Drago de Icod de los Vinos, el símbolo de Tenerife

Emblemático drago de Icod de los Vinos, Tenerife

Ver de cerca el emblemático drago de Icod de los Vinos te hará viajar hacia tierras fantásticas, dignas de libros de ciencia ficción. Este icónico árbol de más de 700 años, mide 16 metros de altura y tiene una base de 20 metros de circunferencia. Este símbolo de la isla de Tenerife se encuentra en el Parque del Drago, en la población de Icod de los Vinos. 

En el parque, además de contemplar este histórico ejemplar, podrás caminar entre tres hectáreas de vegetación y flora canaria. Un entorno perfecto para dar un paseo relajante rodeado de verdes paisajes. Tras tu visita al parque, aprovecha para perderte por las calles empedradas de Icod de los Vinos, un pueblecito de casitas blancas lleno de encanto. 

10. Recorrer el casco histórico de San Cristobal de La Laguna

Casco histórico de San Cristóbal de la Laguna en Tenerife

¿Sabías que San Cristóbal de La Laguna fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999? Cuando te adentres en su casco antiguo verás claramente el porqué. Fue la primera ciudad colonial sin murallas del mundo y su modelo fue replicado en varias ocasiones en América. Andando por sus calles, te encontrarás cada dos pasos con monumentos y edificios históricos. 

Déjate conquistar por la vida y los colores de esta ciudad en el noreste de Tenerife, llena de restaurantes y tascas donde degustar unos buenos quesos típicos de la isla. Y, si se trata de un día de mucho calor, puedes acercarte a su costa a darte un baño en las piscinas naturales de Punta del Hidalgo. 

Estos 10 rincones de Tenerife son solo una pequeña muestra de todo lo que puedes ver y hacer en la isla. Y tú, ¿ya tienes claro por dónde empezar a explorarla? 


2 comentarios to “Qué ver en Tenerife: descubre los 10 rincones más top de la isla

Si tienes alguna duda por favor visita nuestro Centro de Ayuda o contáctanos en Facebook o Twitter
footer logo
Hecho con para ti