Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   8 min lectura

Ven con nosotros de ruta por el norte de España y descubre qué ver en el País Vasco. ¿Tienes ganas de escapar de tu rutina y pasar unos días rodeado de naturaleza y disfrutar de una gastronomía reconocida a nivel mundial? Si la respuesta es sí, entonces este es definitivamente tu plan ideal. Acompáñanos a explorar este rincón del mundo donde podrás perderte entre verdes montes, aprender a surfear en playas salvajes, visitar puntos llenos de historia y saborear platos tradicionales llenos de sabor. Prepara tus maletas y tus ganas de aventura y empecemos nuestro viaje por el País Vasco.

Degustar la gastronomía vasca en Hondarribia

Casco Antiguo de Hondarribia en el País Vasco

Este bonito pueblo, famoso sobre todo por su restauración de excelente calidad se encuentra justo en la frontera con el país vecino, Francia, y no puede faltar en tu lista de sitios que visitar en el País Vasco. Se trata del destino perfecto para disfrutar de una escapada de fin de semana. Paseando por su casco antiguo, irás descubriendo los puntos de mayor interés histórico de la ciudad: la Puerta de Santa María, el Ayuntamiento, el Palacio Zuloaga, la Cada Casadevante, la Iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano, la Plaza de Armas y el Castillo de Carlos V, hoy Parador Nacional. Sin duda, no puedes irte de Hondarribia sin antes regalarte una experiencia gastronómica por todo lo alto. Si te apetece disfrutar de un plato de pescado fresco, el restaurante la Hermandad de Pescadores será el sitio perfecto. Los platos estrella son la sopa de pescado y la merluza. Si, por el contrario, quieres empezar tu ruta por el País Vasco degustando los mejores pintxos, no puedes perderte el Bar Gran Sol, la Vinoteka Ardoka o el restaurante Sardara.

Pasear por La Concha en San Sebastián

Playa de La Concha en San Sebastián, País Vasco

También conocida como Donostia, esta popular ciudad vasca es sin duda un lugar indispensable que ver en el País Vasco. No hay mejor manera de empezar tu ruta por San Sebastián que dando un paseo por la orilla de la Playa de La Concha. Allí, se concentran muchos donostiarras a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde para disfrutar de un paseo muy agradable con vistas a la isla de Santa Clara y a los numerosos edificios históricos que rodean la zona, como el Hotel Londres o el Palacio Miramar. Al final del paseo, llegarás hasta las famosas esculturas del Peine del Viento, ubicadas junto a la playa de Ondarreta, incrustadas en las mismas rocas dentro del mar. Por otro lado, no puedes perderte tampoco la Parte Vieja de la ciudad, a los pies del Monte Urgull y justo al lado del puerto. Entre sus calles, encontrarás una gran y variada oferta gastronómica así como puntos históricos como la Basílica de Santa María del Color o la Iglesia San Vicente. En el barrio, también se encuentra la Plaza de la Constitución, centro neurálgico de San Sebastián y lugar donde se celebran la mayoría de festividades de la ciudad. ¡Y muy importante! Si te consideras fan de la tarta de queso, el restaurante La Viña es visita obligada. Allí podrás degustar la que se considera la mejor tarta de queso de España.

Aventurarse a surfear en Zarautz

Playa de Zarautz en el País Vasco

A tan solo 20 kilómetros de San Sebastián se encuentra Zarautz, una meca mundial del mundo del surf. Tanto si eres un experto como si nunca antes has probado este deporte, la playa de esta localidad vasca ofrece buenas condiciones para todos los niveles. Además, si es la primera vez que te aventuras al mar con una tabla de surf, encontrarás varias escuelas donde aprender los primeros pasos. Si prefieres otro tipo de plan, puedes disfrutar de la playa de otra forma, paseando por los 2,5 kilómetros de del paseo marítimo hasta llegar al Monte Talaimendi, desde donde tendrás unas vistas espectaculares de toda la costa y Zarautz. ¿Sabías que en sus orígenes el mirador fue una torre de vigilancia para la pesca de ballenas? En el otro extremo de la playa, se encuentra también el mirador de Santa Bárbara. Puedes subir tanto andando, como en coche. Tras el paseo, puedes recuperar las fuerzas en el restaurante del famoso chef español Karlos Arguiñano, ubicado frente al mismo paseo marítimo, donde podrás degustar platos tradicionales de la gastronomía vasca con un toque moderno.

Viajar en el tiempo en el Geoparque de la Costa Vasca

Playa en el Geoparque del País Vasco

Es considerado una de las joyas del territorio, un lugar imprescindible en tu lista de puntos que ver en el País Vasco. El Geoparque es un territorio que se extiende entre el mar Cantábrico y las montañas vascas, entre los municipios de Deba, Mutriku y Zumaia. Los verdes pastos y bosques caen verticalmente hasta el mar formando espectaculares acantilados que se suceden a lo largo de 13 kilómetros de costa. Sin embargo, lo que realmente te sorprenderá es la historia que esconde el interior de la tierra. Las distintas capas de piedra que forman los acantilados que podrás observar durante tu recorrido, se fueron depositando durante miles de años y nos dan hoy información sobre los movimientos de las placas tectónicas de la Península Ibérica y Europa. ¿Sabías que miles de años atrás la zona de la localidad de Zumaia se encontraba bajo el mar? La ruta del Geoparque es una de las más importantes del mundo, ya que recoge la historia de más de 60 millones de años.

Visitar el pueblo pesquero de Lekeitio

Isla de San Nicolás en el pueblo de Lekeitio, País Vasco

Esta pequeña y acogedora localidad de pescadores seguramente no aparecerá en muchas guías, pero es un rincón de la costa que no puede faltar en tu lista de sitios que ver en el País Vasco. Al llegar al pueblo, te recomendamos dar un paseo por su casco viejo. Entre sus calles, te sorprenderá la majestuosa Basílica de Santa María, un imponente templo de estilo gótico que esconde en su interior el tercer retablo más grande de España. Cerca de la basílica, verás como se abre paso el puerto. Allí, encontrarás varias terrazas donde parar a tomarte una copa de txakolí acompañada de algunos pintxos mientras disfrutas de las vistas. Sin duda, algo que llamará tu atención es la pequeña isla que se encuentra frente a la playa de Lekeitio. Se trata de la isla de San Nicolás y es posible acceder a ella siguiendo el camino que atraviesa el mar durante las horas de marea baja. Desde allí, obtendrás unas vistas totalmente singulares del pueblo.

Perderse por la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

Playa de Laida en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, País Vasco

Siguiendo nuestra ruta por el País Vasco, alejándonos 20 kilómetros de Lekeitio llegamos a un enclave natural espectacular: la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Se trata de una área natural protegida en la desembocadura del río Oka, donde nacen marismas llenas de vida. El paisaje cambia a medida que la marea baja y sube. En momentos de marea baja, verás como emerge a la superficie la playa de Laida. Muy cerca, a tan solo tres kilómetros siguiendo la costa, se extiende Laga, una playa salvaje, destino adorado por los surfistas y punto imprescindible que visitar en el País Vasco. Tanto si la visitas durante los meses de invierno, como durante el verano, su entorno natural y los acantilados que la rodean te maravillarán.

Al otro lado de la ría, puedes visitar el pueblo de Mundaka, famoso por la internacionalmente conocida ola de Mundaka, buscada por los surfistas de todo el mundo. Tras visitar las playas que forman parte de la reserva natural, vale la pena acercarse a algunos de los pueblos más bonitos de la zona, como Ea, Bermeo, Elantxobe o Gernika, conocido por el cuadro del pintor Pablo Picasso con el que comparte nombre. De todos ellos, Elantxobe te sorprenderá por su peculiar estructura. Las casas se encuentran construidas sobre la ladera del monte, descendiendo hasta el puerto, formando un conjunto de calles inusualmente verticales. Por su parte, Gernika es otro de los puntos imprescindibles que visitar en el País Vasco por su importancia histórica, víctima de un bombardeo durante la Guerra Civil, que retrató Picasso en su famoso cuadro. Su casco antiguo está repleto de lugares que vale la pena visitar como el Museo de la Paz, el Árbol de Gernika, la Casa de Juntas y la Iglesia de Santa María.

Pedir un deseo en San Juan de Gaztelugatxe

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe en el Pueblo de Bermeo, País Vasco

Quizás este lugar te suene más por el nombre de “Rocadragón”. Y es que así se apodó a esta mágica ermita reconvertida en castillo en la serie “Juego de Tronos”. Desde su aparición en televisión, son muchos los turistas que se aventuran a descubrir este bonito rincón, así que te recomendamos reservar tu ticket antes de llegar allí para poder entrar a la hora que prefieras. Ubicada en una pequeña isla en medio del mar, San Juan de Gaztelugatxe te hará sentir que formas parte de un cuento medieval, convirtiéndose en un punto obligado de tu lista de sitios que ver en el País Vasco. Para llegar hasta allí, tendrás que descender un camino que te llevará hasta 241 escalones. Así es, ni uno más, ni uno menos. Parece mucho esfuerzo, pero las vistas que tendrás al llegar a la ermita compensarán todos tus esfuerzos. Se cree que fue construida en el siglo X y durante sus años de historia ha sufrido numerosos ataques y accidentes, entre ellos un ataque corsario en 1593. Cuenta la leyenda que, una vez allí, debes tocar la campana tres veces y pedir un deseo. Quién sabe, ¡puede que este peculiar escenario sea mágico de verdad!

Disfrutar de la cultura en Bilbao

Casco Viejo de Bilbao, País Vasco

Sin duda, una de las tres ciudades más importantes que visitar en el País Vasco, junto con San Sebastián y Vitoria Gasteiz. Si te gusta incluir los mejores planes culturales en tus escapadas, esta localidad vasca no puede faltar en tu ruta. No hay mejor manera de empezar a conocer Bilbao que visitando su símbolo por excelencia: el Museo Guggenheim. Allí, podrás disfrutar tanto de las exposiciones temporales que se van sucediendo a lo largo del año, como de su colección permanente. Por otro lado, si quieres sentirte como un verdadero local, lo mejor es dejarse perder por el Casco Viejo, donde te esperan varios restaurantes con una oferta gastronómica espectacular, con pintxos tan deliciosos como el txangurro gratinado, la tortilla de patatas o el mejillón relleno. Si después de esto te has quedado con hambre, no te preocupes, la bulliciosa y céntrica Plaza Nueva también está repleta de bares y restaurantes donde podrás parar y recobrar energías. Y, por último, para descansar de un frenético día de turismo, lo mejor es darse un paseo por el Parque Doña Casilda. Con más de 115.000 metros cuadrados, es el punto perfecto para desconectar rodeado de verde. Si quieres saber más acerca de Bilbao, consulta los 10 imprescindibles de esta ciudad vasca.

Recorrer la Almendra de Vitoria-Gasteiz

Casco Antiguo, Almendra, de Vitoria Gasteiz, País Vasco

Capital del País Vasco, Vitoria-Gasteiz une naturaleza con tradición e historia. ¿Sabías que en el año 2012 fue Capital Verde Europea? De hecho, es considerada como destino turístico sostenible, gracias en parte al llamado Anillo Verde, un conjunto de seis grandes parques que rodean la ciudad, formando una ruta circular de 30,8 kilómetros perfecta para recorrerandando o en bicicleta y disfrutar de la auténtica naturaleza sin prácticamente salir de la ciudad. El Casco Antiguo de Vitoria-Gasteiz, más conocido como la Almendra, es, sin duda, otro de los mayores atractivos turísticos que ver en el País Vasco. La ciudad conserva todavía el trazado medieval de las calles, en forma de almendra, característica que le da nombre al barrio. Presidiendo este centro histórico, se encuentra la Catedral de Santa María, junto a las torres de las iglesias de San Miguel, San Vicente y San Pedro. Andando por sus calles, no te dejarán de maravillar la singularidad de los edificios de estilo medieval y renacentista, como es el caso de los palacios de Escoriaza-Esquivel y el de Montehermoso. Después de descubrir los rincones más singulares de la ciudad vasca, te recomendamos coger fuerzas disfrutando de los platos típicos, como son el revuelto de trufa negra de montaña alavesa, el txitxarro o el solomillo de ternera. Además, por la proximidad a la zona de La Rioja Alavesa, una de las zonas vinícolas por excelencia del país, tendrás la oportunidad de degustar vinos de una calidad excepcional.

Ir de excursión al Parque Natural de Gorbeia

Parque Natural de Gorbeia en el País Vasco

A 40 kilómetros de Bilbao, se encuentra uno de los rincones naturales más espectaculares que visitar en el País Vasco: el Parque Natural de Gorbeia. Si te gusta la montaña y desconectar del ajetreo de la ciudad, perderte por los senderos que recorren los bosques de hayas y robles, simplemente te encantará. Además, puedes hacerlo tanto haciendo senderismo, como en bicicleta o a caballo. Y si te apetece retarte a ti mismo, aventúrate a subir hasta el pico más alto del parque, el Monte Gorbeia, que se encuentra a 1.481 metros de altitud y desde donde podrás disfrutar de unas vistas sin igual. No olvides tomarte una foto con la famosa Cruz del Gorbeia una vez llegues al pico; es uno de los símbolos más reconocibles de los montes vascos. Otro de los puntos indispensables del Parque Natural es la Cascada de Gujuli. Al llegar al acantilado, el río Jaundia se precipita desde más de 100 metros de altura, creando un espectacular salto de agua. Para llegar hasta ese punto, no hace falta realizar una larga caminata. Justo al lado encontrarás un parque, junto al cual se ubica el Mirador de Gujuli, instalado al borde del precipicio y desde donde tendrás unas vistas maravillosas del paisaje.

El País Vasco es una zona repleta de lugares singulares que te sorprenderán. Desde paisajes naturales agrestes y salvajes, hasta pueblos llenos de vida e historia. Estos diez puntos son solo una pequeña parte de todo lo que te queda por descubrir. ¿Ya has decidido cuál va a ser tu primera parada de la ruta?


footer logo
Hecho con para ti