Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   8 min lectura

A veces, buscando los destinos más exóticos, tendemos a hablar de lugares lejanos, playas paradísiacas que quedan a miles de kilómetros de nuestras costas, espacios naturales con tonos de verde que no hemos visto nunca… Y en esta fiebre por escapar, se nos olvidan los increíbles paisajes y la diversidad que tenemos en España. Un país que, hablando estrictamente de geografía, herencia histórica y panorámicas, poco tiene que envidiar a los otros países, que como el nuestro, forman parte de la lista de los rincones más visitados del mundo.

Así que hoy, nos quedamos en casa para visitar las ciudades españolas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Alcalá de Henares

catedral de alcala de henares
Catedral de Alcalá de Henares. Foto de @via_lacteos vía Instagram

Esta ciudad tienen una fuerte vinculación con la literatura y la cultura. Algo tendrá que ver el hecho de que Miguel de Cervantes pasara aquí sus primeros años y cuya presencia siga latente en la ciudad y en la que fue su casa, hoy convertida en museo.

Qué hacer en Alcalá de Henares: La Ciudad del Saber y Ciudad de Dios, diseñada por el Cardenal Cisneros, es una visita imprescindible y permite disfrutar de un amplio conjunto de construcciones del Renacimiento y el Barroco, entre las que destaca la Universidad. Para conocer más de la herencia histórica de Alcalá de Henares, acércate a la ciudad romana Complutum, una excelente muestra del paso de varias civilizaciones por la ciudad. Y después de un paseo para ver los nidos de las cigüeñas en la catedral, ¿qué tal llenar la panza con unas rosquillas de Alcalá?

Cáceres

plaza mayor de cáceres
Foto: @francisjruiz vía Instagram

La belleza de Cáceres reside en la herencia que han dejado los diferentes pueblos que han pasado por estas tierras. Romanos, almohades, judíos, portugueses y castellanos han ido dejando su huella para crear una ciudad monumental que permite adentrarse en la judería (la nueva y la vieja), ver el Aljibe, visitar el convento de Santa Clara, hacer un recorrido por los distintos arcos de la ciudad, por las torres, siguiendo la muralla o visitar la gran cantidad de palacios castellanos.

Qué hacer en Cáceres: Recientemente, se ha abierto el Centro de Artes Visuales “Fundación Helga de Alvear”, donde se muestra una de las colecciones privadas de arte moderno más importantes de Europa. Además, la ciudad ha sido nombrada Capital Española de la Gastronomía 2015, por lo que el buen comer y el buen beber están asegurados en este viaje.

Córdoba

mezquita de cordoba
Foto: Ana Rey vía Flickr

Es una de las ciudades más antiguas de Europa y muestra de la convivencia de varios culturas. A lo largo de los siglos ha sido declarada varias veces capital, algo que puede verse en su casco antiguo, el segundo más grande de Europa, que no sólo atrae a turistas sino que enamora a los que viven allí con sus plazas, patios y casas blancas llenas de geranios en la fachada. Córdoba fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, sin embargo ya contaba con un monumento elegido por este prestigioso organismo desde 1984: la mezquita-catedral.

Qué hacer en Córdoba: Los planes en esta ciudad son tan diversos como su arquitectura, desde ver un espectáculo de flamenco hasta recorrer la ciudad en bici pasando por una sesión de relax en unos auténticos baños árabes.

Santiago de Compostela

skyline de santiago de compostela
Foto: LePacheco vía Flickr

Según la Oficina del Peregrino, en 2014 llegaron a Santiago 237.886 peregrinos, la mayoría de ellos españoles, italianos y alemanes. Sólo estas cifras son una muestra del atractivo que tiene Santiago de Compostela, que este año 2015  cumplirá 30 años como ciudad Patrimonio de la Humanidad. Pasear por el centro de la capital gallega es una verdadera delicia y no sólo por el encanto de sus calles, sino por la cantidad de bares y tabernas que exponen sus productos frescos (pulpo, marisco, queso…) como verdaderos tesoros de la cocina.

Qué hacer en Santiago: Visita a Plaza del Obradoiro con la Catedral de Santiago y la Casa do Cabido, el parque de la Alameda, el CGAC (Centro Gallego de Arte Contemporáneo) y Museo do Pobo Galego y sobre todo… dejarse contagiar por el ambiente joven y universitario.

Tarragona

teatro romano de tarragona
Foto: @kampi1985 vía Instagram

La antigua Tarraco sigue siendo el centro y alma de la ciudad y a eso contribuyen las ruinas del Imperio Romano visibles en varios puntos de Tarragona. Aún hoy se puede ver dónde estuvo la muralla, que siglos atrás delimitó la ciudad, y las bóvedas del Circo romano que ahora están integradas en plazas, restaurantes, tiendas… Sin embargo, no sólo está presente la herencia romana, en Tarragona también encontramos arte modernista y medieval.

Qué hacer en Tarragona: Visitar el anfiteatro romano, hacer alguna ruta por la ciudad como la de los primeros cristianos de Tarraco, ver el acueducto de «les Ferreres» o «Pont del Diable» y en verano hay muchas calas y playas por descubrir. Si tienes ocasión, acude a ver a los «castellers» y sus impresionantes torres humanas.

Baeza

campos de baeza al atardecer
Foto: martinvarsavsky vía Flickr

Con sus raíces en el Renacimiento y en la cultura musulmana, Baeza pasó a formar parte de la lista de ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad en 2003. Como herencia musulmana, Baeza conserva la Puerta de Úbeda y la Torre de los Aliatares, escasos restos si se comparan con la riqueza renacentista que aún puede verse en el casco antiguo de la ciudad.

Qué hacer en Baeza: visitar el casco antiguo haciendo parada especial en la Plaza de Santa Cruz y en la Plaza de Santa María y probar su rica gastronomía en la que tiene una presencia especial el aceite de oliva (algunos platos típicos son el bacalao a la baezana o el cocido mareao)

Cuenca

cuenca casas colgantes
Foto: Gabriel Villena vía Flickr

La ciudad de Cuenca concentra una gran cantidad de monumentos, espacios naturales y una gastronomía única, aspectos que la convierten en el destino perfecto para una escapada de fin de semana. Hasta el siglo XII, con la llegada de Alfonso VIII la ciudad tenía mezquitas en lugar de catedrales y los conquenses empezaron a escalar riscos creados por el agua y el viento para construir casas que se asoman al abismo.

Qué hacer en Cuenca: Recorrer la Cuenca subterránea y sus túneles creados durante la Edad Media, visitar la Ciudad Encantada para ver cómo la piedra caliza es capaz de moldearse con el tiempo hasta emular a los corales marinos, pasear por la Calle Alfonso VIII hasta llegar a la Plaza Mayor y probar platos típicos como el Morteruelo o el Alajú, un dulce de herencia árabe.

Segovia

alcazar de segovia
Foto: MrT HK vía Flickr

Segovia podría ser perfectamente el escenario de una película ambientada en la Edad Media. Un horizonte con castillos como el Alcázar, tabernas con gente comiendo cochinillo asado, la celebración de la coronación de Isabel la Católica celebrándose en la ciudad… Pero el hechizo se rompe porque Segovia es mucho más, es su acueducto, es la herencia de María Zambrano, Antonio Machado y Gómez de la Serna, es la ciudad que guarda el primer libro impreso en España…

Qué hacer en Segovia: Visitar la casa museo de Antonio Machado, el Alcázar de Segovia y el acueducto. Salir de noche por el casco antiguo o el barrio de San Millán. Pasear por la judería y ver cómo la antigua carnicería se ha convertido en el Museo de la ciudad.

Ibiza

ibiza pueblo
Foto: @aleksandarjason vía Instagram

A veces, eclipsada por el turismo que busca fiesta, la ciudad de Ibiza queda en un inmerecido segundo plano. Su riqueza reside en su magnífica ubicación que la ha convertido en punto estratégico para todos aquellos pueblos que han pasado por la isla. Las murallas que rodean a la ciudad, en su día fueron construidas por los musulmanes, hasta que llegó Jaume I y con él los muros renacentistas que hoy se consideran unos de los mejor conservados del mundo. A parte de este gram monumento, en Ibiza encontramos otros Patrimonios de la Humanidad como el Castillo-Almudayna, la necrópolis púnica de Puig des Molins, las barreras marinas de posidonia y el poblado fenicio de sa Caleta.

Qué hacer en Ibiza: Pasear por las calas y ver el atardecer en Cala Compte, subir de noche al castillo para ver la iluminación y el mar fundirse con el cielo oscuro, visitar los monumentos Patrimonio de la Humanidad. hacerse con un equipo de snorkel y descubrir los fondos marinos, hacerse con algún tesoro en los mercadillos hippies y por supuesto, vivir la noche.

Salamanca

plaza mayor de salamanca
Foto: Fernando S.M. vía Flickr

Es sinónimo de cultura, de conocimiento, de arquitectura y mucho tiene que ver con la buena comida. Gran parte de la vida de Salamanca gira en torno a la Universidad, pero también está muy presente su herencia histórica en los palacios, casonas y plaza de la ciudad, entre las que destaca la Plaza Mayor. Es una ciudad perfecta para una escapada de 3 días.

Qué hacer en Salamanca: Visitar el eificio Histórico de la Universidad, para buscar la rana en la fachada. Pasea hasta la Casa de las Conchas  y por el Puente Romano. Entra en el Huerto de Calixto y Melibea. No te olvides de ir a La Casa Lis, un palacete modernista cuyas vidrieras son un verdadero espectáculo de colores. Repón fuerzas con el buen embutido de la zona o el hornazo, una especie de empanada rellena de embutido y carne.

San Cristobal de la Laguna

la laguna tenerife
Foto: @karmmins vía Instagram

La Laguna fue trazada con instrumentos de navegación que entonces aún no sabían que esta localidad iba a ser una de las más importantes de Tenerife. Sus calles están llenas de coloridas casas coloniales y de árboles típicos de Canarias que, a veces, llegan a tapar los numerosos templos de La Laguna, como la Iglesia y Convento de San Agustín; la de Nuestra Señora de la Concepción o la catedral.

Qué hacer en La Laguna: Tomar algo en el histórico Hotel Aguere, dar un paseo por el casco histórico de la ciudad , declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, visitar la Casa Montañés para ver la auténtica arquitectura canaria y si hace bien tiempo acércate a la Cofradía de los Pescadores de Punta Hidalgo para bañarte en las piscinas naturales.

Toledo

toledo
Foto: @juhee_chae vía Instagram

Al paso del Tajo han vivido tres civilizaciones diferentes: romana, judía y musulmana. Y así son las caras de Toledo, hoy convertida en una ciudad dinámica que guarda como tesoros la herencia de estos pueblos visible en las dos sinagogas del barrio de la Judería, los edificios del siglo XVII (cuando Toledo era ciudad-convento) o la propia estructura urbanística basada en el modelo árabe.

Qué hacer en Toledo: Visitar el Alcázar y el Monasterio de San Juan de los Reyes, rememorar la época árabe de la ciudad en la Mezquita del Cristo de la Luz, subir al Cerro de la Virgen de Gracia para disfrutar de unas vistas excelentes de la ciudad, recorrer los pasillos del Museo de El Greco y al caer la noche, perderse por los callejones, como el Callejón del Diablo.

Úbeda

ubeda
Foto: @salvaadlb vía Instagram

Muy cerca de Baeza, nos encontramos con otra ciudad Patrimonio de la Humanidad: Úbeda, uno de los conjuntos renacentistas más importantes de Europa. Entre la arquitectura de Úbeda se encuentran palacios contruidos por familias nobles en los siglos XV y XVI y la imponente Plaza Vázquez de Molina en la que se alzan la Sacra Capilla de El Salvador, el Palacio del Deán Ortega también Parador de Turismo; la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares; el Palacio del Marqués de Mancera; la Fuente Renacentista, y el Palacio Juan Vázquez de Molina, conocido también como Palacio de la Cadenas hoy convertido en Ayuntamiento.

Qué hacer en Úbeda: Recorrer el centro histórico haciendo una parada especial en la Plaza Vázquez de Molina. Es recomendable ir de noche para ver la iluminación de los edificios, algo lúgubre y mágica. Sal de tapas por la Calle Gradas, puntilla, cazón, caracoles… pide una cerveza y deja que las tapas desfilen por la mesa. Hazte con una pieza de cerámica (la típica es de color verde) o de vidrio en el barrio alfarero.

Mérida

teatro romano de merida
Foto: Juan Antonio F. Segal vía Flickr

La historia de esta ciudad se remonta al 25 adC, cuando fue fundada por Octavio Augusto con el nombre de Emerita Augusta, por lo tanto, viajar a Mérida es viajar al pasado de España, desde el que se puede ver el paso de diferentes pueblos: romanos, visigodos y árabes. Testimonio de estas civilizaciones son el Acueducto de los Milagros, el puente romano, el Templo de Diana y por supuesto el icónico teatro romano. A pesar del resplandor de todas estas joyas arquitectónicas, Mérida sorprende con otras maravillas como el puente lusitania o el mirador desde el que se ve el circo romano.

Qué hacer en Mérida: Ver la herencia romana de Mérida con alguna de las rutas organizadas a orillas del Guadiana, visitar la Alcazaba para tener unas vistas espectaculares del río, pasear un sábado por la mañana por el mercadillo de artesanía de la Plaza de España y, si tienes tiempo, escapar de la ciudad para ver el pantano de Proserpina.

Ávila

catedral de avila
Foto: Daniel Dionne vía Flickr

Es la viva imagen de la época medieval gracias a las iglesias y a las murallas. En esta ciudad se respira misticismo, gracias a la historia de Santa Teresa de Jesús, que queda patente en la Catedral, el Monasterio de San José, el de la Encarnación y otros que aparecen en la ruta teresina que ofrecela Oficina de Turismo de Ávila.

Qué hacer en Ávila: Recorrer la Muralla y si vas en verano, asistir a las obras de teatro que se realizan aquí. Asomarse al puente que cruza el río Adaja o subir a los cuatro postes, para tener otra perspectiva de la ciudad. Entrar en el Monasterio de Santo Tomás y en la Catedral. Si vas en otoño, no te olvides de pasear por el castañar de El Tiemblo, los colores son espectaculares.

¿Con cuál de todas estas escapadas te quedas? Comparte con nosotros tu destino favorito y los mejores planes en las ciudades españolas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

2 comentarios to “Las 15 escapadas a sitios Patrimonio de la Humanidad en España

  1. Estupendo artículo! Sólo añadiría que Tarragona además tiene unas fiestas patronales impresionantes como Santa Tecla del 15 al 24 de septiembre, El tres Tombs el 26 de marzo, Sant Magí del 14 al 19 de agostoo Tarraco viva del 15 al 28 de mayo cuando se puede ver una reproducción de la vida de Tarragona en la época romana, es impresionante y te trasladarás en el tiempo. Si puedes hacer coincidir tu visita a Tarragona con alguna de ellas, la disfrutarás doblemente.

Si tienes alguna duda por favor visita nuestro Centro de Ayuda o contáctanos en Facebook o Twitter
footer logo
Hecho con para ti