Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   7 min lectura

¿Quieres saber qué es lo mejor que ver en Galicia? Te traemos las siete ciudades esenciales que visitar en esta comunidad al norte de España. Descubre todo lo que no te puedes perder en La Coruña, Santiago de Compostela, Pontevedra, Vigo, Lugo, Monforte de Lemos y Ourense. Además, los espacios naturales gallegos son algunos de los más visitados de todo el país. Así que en este artículo también encontrarás los más populares, como las Rías Baixas, la Ribeira Sacra, las Islas Cíes, la Playa de las Catedrales y muchos más.

¡Empezamos nuestro viaje con lo mejor que ver en Galicia!



1. Conoce las Rías Altas en La Coruña

La ciudad costera más grande de las Rías Altas es un imprescindible que ver en Galicia. Callejeando por su casco antiguo descubrirás la Colegiata Santa María del Campo y, en la Plaza María Pita, el imponente Ayuntamiento, uno de los más bonitos de España. Después del centro, ve a dar un paseo por la Avenida de la Marina y admira las galerías acristaladas en las fachadas, una de las imágenes más conocidas de La Coruña. Tampoco puede faltar en tu visita la Torre de Hércules, el icono de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009. La torre, de granito blanco y con 55 metros de altura, alberga el faro romano en funcionamiento más antiguo del mundo. Sube los 234 escalones de la Torre de Hércules para disfrutar de increíbles vistas sobre el mar.

Torre de Hércules, de granito blanco, en La Coruña, Galicia

Además de visitar la ciudad, en la provincia de La Coruña te recomendamos algunos espacios naturales que merece la pena ver. En primer lugar, el Parque Natural Fragas do Eume, con su característica vegetación de bosque atlántico de ribera, lleno de fuentes y cascadas a orillas del río Eume. En segundo lugar, no te pierdas la Costa da Morte en el litoral coruñés. Aquí podrás descubrir la belleza de las Rías Altas, visitando lugares como el Cabo de Finisterre o la Estaca de Bares, el punto más septentrional de España.



2. Vive el Camino en Santiago de Compostela

Santiago de Compostela es la capital de Galicia y también la meta de los peregrinos que recorren el Camino de Santiago. Concretamente, el final del camino es la Plaza del Obradoiro, donde está la Catedral de Santiago, que no puede faltar en tu lista de cosas que ver en Galicia. Situada en pleno casco antiguo compostelano, la catedral acabada en el siglo XIII aúna los estilos románico, barroco y gótico. En su fachada destaca la entrada principal, el Pórtico de la Gloria, mientras que en su interior tendrás la oportunidad de ver el famoso botafumeiro. Se trata de un incensario que se balancea a lo largo de la nave central durante la misa y que, en su origen, servía para cubrir el mal olor de los peregrinos. Si tienes tiempo, te recomendamos la visita guiada a los tejados de la catedral para admirar las vistas sobre la ciudad.

Peregrinos suben las escaleras hacia la catedral de Santiago de Compostela, Galicia

En la Plaza del Obradoiro también podrás ver el Hospital de los Reyes Católicos, donde se atendía a los peregrinos que lo necesitaran y que hoy en día es un parador. Después de estas dos visitas esenciales, pasea por el casco antiguo de Santiago pasando por la Plaza de Quintana y por la Plaza de las Platerías. No te vayas de la capital sin ver el Convento de San Francisco y el Monasterio de San Martín Pinario. Por último, disfruta de la gastronomía gallega en el Mercado de Abastos y, si te gusta el dulce, ¡llévate una tarta de Santiago!



3. Visita la capital de las Rías Baixas en Pontevedra

La capital de las Rías Baixas es otra de las ciudades imprescindibles que ver en Galicia. Hay muchas cosas por visitar en Pontevedra, pero la joya de la corona es, sin duda, la Basílica de Santa María la Mayor. Esta iglesia de estilo gótico data del siglo XVI y destaca su pórtico lleno de esculturas como la de San Jerónimo, patrón de los bibliotecarios, que lleva gafas. Pero este no es el único monumento religioso que ver en Pontevedra, tampoco te pierdas las ruinas de la Iglesia de Santo Domingo, la Iglesia de San Bartolomé, el convento de San Francisco y la Iglesia de la Virgen de la Peregrina. Esta última tiene muchas curiosidades, como su planta en forma de vieira, su preciosa fachada tardobarroca o la estatua del loro Ravachol que la vigila de cerca.

Fachada principal de la Basílica de Santa María la Mayor de Pontevedra, Galicia

Si necesitas un descanso de la ruta turística, tómate algo en las terrazas de la animada Plaza de la Verdura. Encontrarás una estatua de Valle-Inclán, escritor de la Generación del 98, nacido en la vecina localidad de Vilanova de Arousa. Una vez visto Pontevedra, haz un recorrido por las Rías Baixas si quieres visitar algunos de los pueblos más bonitos de Galicia. Aunque hay muchos donde escoger, te recomendamos especialmente Cambados, Villagarcía de Arousa, Arcade y Catoira. Además, en el interior de las rías podrás ver las bateas donde se cultiva el mejillón gallego. 

4. Disfruta el paraíso natural de las Islas Cíes en Vigo

¿Qué hay que ver en la ciudad más poblada de Galicia? Empieza por el Casco Vello, donde se ubica la Concatedral de Santa María, de estilo neoclásico gallego. Callejea por el centro de Vigo y degusta uno de los manjares de la gastronomía gallega en la Calle de las Ostras, donde las abren al momento. Luego, sube al Monte de O Castro, donde se fundó la ciudad entre los siglos III y II a.C. Desde los miradores podrás disfrutar de las mejores vistas sobre la Ría de Vigo y sobre las Islas Cíes. Tampoco te puedes perder el pintoresco Barrio Bouzas, antiguo pueblo marinero que conserva toda su esencia. El mejor lugar para comer marisco fresco y pulpo a la gallega.

Vista aérea de las Islas Cíes, en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas frente a la ría de Vigo, Galicia

Por otro lado, una de las mejores actividades que hacer en Vigo es visitar las Islas Cíes en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Podrás llegar en ferry, pero ten en cuenta que necesitas solicitar una autorización a la Xunta, ya que las islas tienen un aforo limitado diario para preservar su entorno natural. Merecen la pena por sus aguas turquesas que recuerdan al Caribe, aunque a temperaturas mucho más bajas y por la gran biodiversidad de su fondo marino. Sube al Alto Do Príncipe, el punto más elevado del archipiélago más famoso que ver en Galicia. Si quieres visitar Vigo y las Islas Cíes, lee nuestro blog post para saber más detalles.



5. Descubre el pasado romano de Lugo

¿Sabías que Lugo es la ciudad más antigua de Galicia? La fundaron los romanos en el año 25 a.C. y construyeron lo que hoy en día sigue siendo el símbolo de la ciudad, la muralla romana. Esta fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000, es única en el mundo porque conserva todo su perímetro. Una de las mejores cosas que hacer en Lugo es recorrer los dos kilómetros de muralla para ver sus diez puertas y sus setenta y una torres. La muralla protege el casco histórico, donde podrás ver la Catedral de Lugo, cuyo estilo románico del siglo XII evolucionó hasta la fachada neoclásica actual. El centro neurálgico de la ciudad es la Praza do Campo, donde en el pasado se encontraba el foro romano. A su alrededor está la zona más animada de Lugo, ideal para tapear y probar uno de los platos más populares de la ciudad, las anguilas, que se cocinan fritas o en empanada. Tampoco te pierdas el queso San Simón, de sabor ahumado.

Muralla romana de Lugo, imprescindible que ver en Galicia

Aunque a más de 80 kilómetros de la capital, la provincia de Lugo también tiene costa y posee la parte norte de las Rías Altas gallegas. En el municipio de Ribadeo se encuentra la famosa Playa de las Catedrales, sin duda uno de los lugares más impresionantes que ver en Galicia. El agua ha erosionado durante siglos los acantilados de pizarra de esta playa, formando arcos, columnas y cuevas por donde podrás pasear durante la marea baja.



6. Viaja a la Ribeira Sacra en Monforte de Lemos

Monforte de Lemos es la capital de la conocida como Ribeira Sacra, una zona al sur de la provincia de Lugo y al norte de la de Ourense. Su nombre procede de su patrimonio arquitectónico, ya que es la región con más edificios religiosos de estilo románico de toda Europa. Algunos de los conventos más visitados son los monasterios de San Pedro de Rocas y Santo Estevo de Ribas de Sil, aunque hay muchos otros. Además, la belleza natural de la Ribeira Sacra es incomparable, porque comprende las riberas de los ríos Miño, Cabe y Sil. Uno de los puntos más espectaculares es el Cañón del Sil que actúa como frontera entre las dos provincias gallegas. No te pierdas las mejores vistas de la Ribeira Sacra desde el mirador conocido como Los Balcones de Madrid.

Torre del Homenaje en Monforte de Lemos, en la Ribeira Sacra, Galicia

En la ciudad de Monforte de Lemos también hay mucho por ver. El sitio de interés principal es el Monasterio de San Vicente del Pino, que preside el pueblo desde lo alto de una colina. Junto a este se encuentra la Torre del Homenaje, finalizada en el siglo XV y con treinta metros de altura. Así como también el Pazo de los condes de Lemos, una de las familias más destacadas de la nobleza medieval. Sin olvidar el Colegio de Nuestra Señora de la Antigua, cuyo diseño recuerda a El Escorial de Madrid. Acaba tu visita con un paseo por el burgo medieval, donde, en la Edad Media, se instaló una numerosa comunidad judía. 

7. Báñate en las aguas termales de Ourense

Probablemente, la menos conocida de las capitales de provincia gallegas, pero no por eso menos interesante. Cuando visites Ourense, empieza por la Catedral de San Martín, en el casco antiguo, una de los templos románicos más relevantes de Galicia. Destaca su Pórtico del Paraíso, similar al Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, pero con esculturas en color. En la Plaza Mayor encontrarás el centro de la vida local, allí está el Antiguo Palacio Episcopal y la Casa Consistorial. Además, Ourense es famosa por sus aguas termales, no te vayas sin bañarte en las Termas As Burgas, en el centro de la ciudad. Acaba tu día dando un paseo a orillas del Miño y cruza el curioso Puente del Milenio.

Piscina principal de las Termas As Burgas, en el centro de la ciudad de Ourense, Galicia

Como ya has leído en este artículo, la provincia de Ourense comparte la zona de la Ribeira Sacra con la provincia de Lugo. Así que, desde Ourense capital, también podrás visitar esta increíble región y disfrutar de sus vinos denominación de origen. Otro espacio natural que no te puedes perder es el Parque Natural Baixa Limia – Serra do Xurés, que se encuentra en la frontera con Portugal. Su belleza reside en paisajes de rocas y macizos de granito, en sus glaciares y en sus monumentos prehistóricos como dólmenes. Además, es un lugar de conservación y observación de águilas reales y otras aves rapaces.



Ahora que ya conoces las principales ciudades y parajes naturales que ver en Galicia, alquila un coche y planifica tu propia ruta. ¡Pronto estarás saboreando pulpo a la gallega con una copa de albariño!




footer logo
Hecho con para ti