Madrid - Punta Cana

Vuelo + Hotel

Barcelona - Santo Domingo

Vuelo + Hotel

Actividades

playas, música, deportes…

República Dominicana lo tiene todo

La República Dominicana está, sin dudas, bendecida con una naturaleza impresionante. Los dominicanos cuentan con una hospitalidad natural y sus sonrisas son contagiosas. Ven y experimenta su pasión por la música y el baile, su gastronomía diversa y su hospitalidad. Encontrarás tu lugar lejos de casa.

República Dominicana es un destino de viaje muy completo. Se la reconoce principalmente por sus impresionantes playas, pero abarca mucho más. Al ser la segunda isla más grande del Caribe, es el tamaño perfecto para una variedad de paisajes y microclimas, donde puede vivir experiencias diferentes y únicas.

El paraíso, al que se puede acceder cómodamente a través de sus ocho aeropuertos internacionales, nunca ha sido tan fácil de explorar. Ven a descubrir este impresionante país y guarda recuerdos que durarán toda la vida.

La aventura que te mereces

Vive Experiencias Inolvidables. República Dominicana lo tiene todo.

Te mereces despertarte con amaneceres en lugares increíbles y relajarte.

Te mereces todo lo que la República Dominicana ofrece.

Playas

Las playas de arena blanca que parecen no tener fin en el horizonte, salpicadas con cocoteros esbeltos que tocan el cielo, son el paisaje característico de la República Dominicana. Del sur al este y el norte, podrás buscar tu playa favorita a lo largo de nuestra costa arenosa de 1600 kilómetros. Más de 200 playas, muchas de las cuales son solitarias y vírgenes, se extienden por las costas del Caribe y el Atlántico y van desde un blanco brillante o dorado hasta un puñado de arena negra que se extiende hacia el sudoeste.

Los dominicanos

Los dominicanos tienen fama de ser unas de las personas más amables que se pueden encontrar. Destilan pasión: en su forma rápida de hablar, en su forma de vestir y bailar, y en su forma de recibir a los demás con los brazos abiertos, ya sea vecino o visitante. Su energía explosiva tal vez se deba a la mezcla de raíces taínas, africanas y europeas. Sin embargo, las comunidades europeas, asiáticas y de Oriente Medio también influyeron en el aspecto cultural de la República Dominicana desde el siglo XIX y lo enriquecieron, lo que convierte a la población y la cultura en un fascinante crisol de culturas. Notarás que nuestras numerosas influencias aparecen en la comida, la música, las celebraciones y las costumbres de todas las regiones. La música y la danza del merengue y la bachata fueron declarados patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco en el 2016 y el 2019, respectivamente. También hay son y muchos bailes y música folclóricos.

Para los amantes de la comida

La gastronomía dominicana es una armonía de colores y sabores. Cada comida dominicana es una ocasión de alegría. Es una celebración de amistad y unión familiar cocinada con amor. El rico patrimonio cultural dominicano proporcionó la combinación correcta de ingredientes y métodos de cocción para elaborar la comida más deliciosa y variada.


Hay una amplia variedad de platos dominicanos, que van desde sopas y estofados hasta bocadillos fritos y postres dulces de coco. Más allá del plato clásico caribeño de arroz y frijoles, hay otras especialidades básicas exclusivas de la República Dominicana. Descubre los productos dominicanos principales y vive al máximo tu aventura culinaria.

Parques nacionales

La topografía diversa y la variedad de climas de la República Dominicana se combinan para crear el ambiente perfecto para más de 6000 especies de flora y fauna próspera, incluida una gran cantidad de especies propias de la región.

En Bayahíbe, el Parque Nacional Cotubanamá se extiende desde la tierra, donde se puede ver la rosa nacional de Bayahíbe, hasta las islas Saona y Catalina, que son joyas marinas repletas de vida. El Parque Nacional de Jaragua es el mayor de todos los parques nacionales y forma parte de la reserva de la biosfera transfronteriza de La Selle y Jaragua-Bahoruco-Enriquillo de la Unesco. Uno de los parques más visitados del país es también el más impresionante: el Parque Nacional Los Haitises, que suele recorrerse en barco para ver sus imponentes montes de roca cárstica que surgen del agua.

Para hacer senderismo, avistamiento de aves o reconocimiento de flora, las áreas protegidas de la República Dominicana deben estar en tu lista de actividades vacacionales.

Ecoturismo

Este tipo de turismo responsable llegó a la isla con fuerza en todas sus formas: desde deportes extremos hasta agroturismo, pasando por las aguas termales, los grandes complejos turísticos y hoteles ecológicos, o la simple contemplación de la flora y la fauna, como las ballenas jorobadas, los cocodrilos y flamencos americanos y más de 200 especies de aves.


Con un 25 % de áreas protegidas en el país —a la mayoría de las cuales puede accederse con facilidad—, hay una gran cantidad de razones para aventurarse fuera de la playa. Explora exuberantes valles, bosques nubosos, parques nacionales costeros y lejos de las playas, ríos que conducen a cascadas, cayos en alta mar donde anidan las tortugas, antiguas cuevas taínas envueltas en la espesa selva tropical o bosques de pinos con temperaturas cercanas a los cero grados. Descubre maravillas naturales como el lago Enriquillo, un lago hipersalino tan grande que supera el tamaño de Manhattan, hogar de cocodrilos americanos y, situado a 40 metros bajo el nivel del mar, el punto más bajo del Caribe.

Compras

La República Dominicana es el gigante comercial del Caribe. Descubre tiendas de diseñadores en los centros comerciales de Santo Domingo o compra en tiendas de ropa de moda internacionales y dominicanas en Punta Cana y La Romana. Las artes y artesanías locales están en todas partes, pero encontrarás las mejores selecciones cerca del centro de la ciudad, como en las galerías de la Ciudad Colonial y cerca del Parque Central de Puerto Plata, entre otros. Los complejos turísticos y los puertos deportivos cuentan aún con más opciones para quienes tienen poco tiempo. A lo largo del camino, deambula por los coloridos mercados de productos, presentes en todas las ciudades y repletos de abundantes frutas y verduras. Elige joyas de ámbar o larimar, puros, chocolate, café o una petaca de mamajuana.

La República Dominicana
puede ser tu próximo destino.

Es imposible elegir solo una región

  • Santo Domingo, la capital de la República Dominicana, también es la metrópolis más moderna y dinámica del Caribe. La capital, como se llama de manera afectuosa, transmite la esencia de la cultura dominicana, donde lo antiguo y lo nuevo se combinan perfectamente, desde la arquitectura y la historia de hace siglos hasta grandes centros comerciales, galerías de arte, una vida nocturna animada e interesante y una irresistible escena gastronómica. La experiencia recomendada para todos los viajeros es explorar la Ciudad Colonial, el primer asentamiento europeo en América declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1990. Este distrito histórico se compone de un laberinto de calles estrechas repletas de maravillas arquitectónicas que datan desde el siglo XVI hasta comienzos del siglo XX. Sus calles te llevarán a edificios coloniales convertidos en museos, tiendas, hoteles, restaurantes y cafeterías en la acera. Haz un recorrido de 45 minutos por la zona en el tren Chu Chu Colonial, contrata un guía para que te lleve a la primera calle pavimentada de América mientras te cuenta historias o alquila una bicicleta para dar un paseo a solas. Para tomar un descanso en la naturaleza, disfruta de un pícnic en el césped del Jardín Botánico Nacional, el más grande del Caribe, o pasea por el Malecón al atardecer para apreciar las vistas del mar Caribe, los puestos de comida y la gente. Es fácil llegar gracias a la excelente conectividad aérea.

    Leer más

    Leer menos

  • Bendecida con una de las costas de arena blanca más largas del Caribe (48 kilómetros en total) y con cocoteros que parecen alcanzar el cielo, Punta Cana es sinónimo de descanso y relajación frente al mar. Aquí, donde el océano Atlántico se encuentra con el mar Caribe, desde el extremo norte de Uvero Alto hasta el sur de Cap Cana, los complejos turísticos todo incluido y los hoteles boutique ofrecen todos los placeres y toda la comodidad de la vida moderna frente al mar. Las familias disfrutarán de centros de entretenimiento en miniatura y parques acuáticos para los niños, mientras que las parejas encontrarán lugares para celebrar bodas de ensueño, con ofertas de playas aisladas para una estadía aún más romántica. Sin embargo, no solo encontrarás diversión al sol, con una arena blanca y fina y un mar cristalino e iridiscente en el que nadar, pescar o bucear entre la vida marina y los barcos hundidos. Punta Cana es también un paraíso para los golfistas, ya que tiene 10 campos de golf situados a lo largo de la costa, una escapada a la playa con lujosos puertos deportivos y cenas gourmet, y una zona de bienestar con los mejores spas del país, incluido el único Six Senses del Caribe. Si te gusta jugar golf, practicar esnórquel o tirolesa, navegar o realizar recorridos con vehículos todoterreno por el campo, aquí encontrarás la actividad adecuada para ti. Es fácil llegar gracias a la excelente conectividad aérea, ya que cuenta con el aeropuerto más concurrido del país.

    Leer más

    Leer menos

  • La península de Samaná, un paraíso natural que entra en el mar desde la costa noreste de la República Dominicana, es tan codiciada hoy como lo era en el siglo XVI. Los piratas utilizaron sus bosques de palmeras, playas aisladas y cuevas ocultas como escondite, mientras que las tropas europeas y haitianas luchaban por las aguas profundas de su bahía.

    Samaná está bien conectada tanto por tierra como por aire y sigue siendo una escapada paradisíaca y remota con playas vírgenes, plantaciones de coco y selvas tropicales del país. Sus montañas y valles ondulantes forman los ríos cristalinos que desembocan en el Atlántico, mientras se precipitan hacia las brillantes playas de arena blanca que se extienden a lo largo de cientos de kilómetros por la costa rocosa de la península. Parece que las ballenas jorobadas que visitan la bahía de Samaná cada año aprecian este esplendor natural tanto como los visitantes. Estos mamíferos gigantes regresan a este rincón especial de la República Dominicana cada año para aparearse, dar a luz y disfrutar de este glorioso paisaje tropical. Además de las excursiones estacionales en barco para ver ballenas en la pintoresca bahía de Samaná, hay más aventuras ecoturísticas: bodyboard y kitesurf en Las Terrenas; senderismo, avistamiento de aves y visitas a cuevas en el Parque Nacional Los Haitises; barranquismo o paseos a caballo para llegar a la cascada de El Limón; y excursiones en barco a las magníficas playas de arena blanca, al pie de los acantilados, o a la costa de la isla de Cayo Levantado. Visita su impresionante cascada o el parque nacional con selva tropical, realiza avistamiento de ballenas, navega, practica tirolesa, haz kitesurf o pasea por la playa. Te prometemos que te divertirás como nunca.

    Leer más

    Leer menos

  • Puerto Plata, la cuna del turismo en la República Dominicana, sigue siendo uno de los destinos favoritos de los visitantes. Su espectacular y extenso paisaje combina mar, montañas, valles verdes, ríos y una serie de playas. Su suelo fértil permite cultivar cacao y café, mientras que debajo de la tierra se encuentra el ámbar más transparente del mundo.

    La riqueza natural de Puerto Plata sigue asombrando a quienes observan a La Novia del Atlántico, como la llaman los lugareños. Con una vista panorámica desde el teleférico, único en el Caribe, que lleva a los pasajeros hasta el monte Isabel de Torres y sus exuberantes jardines botánicos, se descubre parte de una costa atlántica con más de 100 kilómetros de playas que adornan varios pueblos costeros, comunidades agrícolas del interior repletas de ríos y cascadas, y hoteles de todos los tamaños para todos los gustos. Además, Puerto Plata alberga vestigios coloniales, como la mayor colección de casas de estilo victoriano del siglo XIX que se conserva en el Caribe, los fósiles de ámbar más antiguos del mundo, expuestos en el Museo del Ámbar, y una de las primeras fortalezas de la época colonial en la Fortaleza San Felipe, que data de 1577.

    Entre las actividades que se pueden realizar están el surf, el kitesurf, el windsurf, la vela, el esnórquel, el barranquismo, las excursiones en vehículos todoterreno por el campo, la visita a cuevas y los conciertos en vivo en un anfiteatro frente al mar.

    Leer más

    Leer menos

  • Con abundantes riquezas naturales, desde una costa soñada hasta excelentes campos de golf, La Romana es uno de los destinos favoritos de la República Dominicana. Los campos de caña de azúcar conducen a hermosas playas de arena blanca desde Dominicus hasta Bayahíbe. Los bosques llenos de cuevas del Parque Nacional Cotubanamá tienen una gran cantidad de manantiales y arte rupestre taíno En el mar, las islas Saona, Catalina y Catalinita albergan zonas donde anidan las tortugas frente a impresionantes arrecifes de coral, mientras que en el fondo de sus aguas se encuentran pecios repletos de vida marina.

    La fábrica de caña de azúcar más grande de América se encontraba en La Romana hasta que sus propietarios diversificaron el negocio y fundaron el lujoso complejo Casa de Campo en 1974, un destino popular y favorito de personas famosas con campos de golf diseñados por Pete Dye. Poco después, le siguió la hermosa réplica de un pueblo mediterráneo del siglo XVI, que es Altos de Chavón, construida con una impresionante vista del río Chavón y llena de entretenimiento, incluido un anfiteatro griego donde se presentan artistas galardonados reconocidos con premios Grammy cada año. Navegar, pescar en alta mar, visitar las cuevas, ir de compras, cenar en sitios elegantes o asistir a conciertos son algunas de las actividades que ofrece.

    Leer más

    Leer menos

  • Ubicada a una altitud de 529 metros, esta pintoresca localidad de montaña es una de las escapadas favoritas de los habitantes de las ciudades de Santiago y Santo Domingo. Vienen en busca de temperaturas frías, ríos y paisajes verdes flanqueados por densos bosques de pinos y montañas productoras de café. Jarabacoa, que significa "lugar de las aguas" en taíno, es un centro de ecoturismo al que se accede fácilmente a través de modernas autopistas. Cuenta con una amplia variedad de alojamientos encantadores, desde cabañas junto al río y cabañas ecológicas hasta lujosas villas vacacionales en el corazón de las montañas.

    La mayoría de los viajeros aventureros que llegan a esta parte única del país buscan conquistar la cima más alta del Caribe: Pico Duarte. A una altitud de 3098 metros, se encuentra dentro de los parques nacionales Armando Bermúdez y José del Carmen Ramírez, con vistas a la Cordillera Central. El Yaque del Norte, el río más largo de la República Dominicana, se originó a partir de este impresionante pico y desemboca en el corazón de la región de Cibao, para la que representa un sustento. Junto con los otros seis ríos que se originan aquí, incluidos sus afluentes, esta es una región de cascadas y aventuras al aire libre: puedes hacer rafting, barranquismo y rápel en Salto Baiguate, escalar hasta Salto Jimenoa o bañarte en La Confluencia, llena de piscinas naturales.

    Leer más

    Leer menos

  • Con una elevación promedio de 1200 metros, Constanza es una de las ciudades más altas de la región del Caribe. Con esta impresionante altura, presenta temperaturas frías, valles ondulados cubiertos con árboles de pino grueso, cabañas con chimeneas para las bajas temperaturas nocturnas y un paisaje agrícola que es sorprendentemente distinto del de la playa. Los extensos campos de hortalizas de Constanza (donde se cultivan papas, coles, maíz y zanahorias, entre otros), las flores e, incluso, las fresas pueden verse mientras se conduce por la provincia. Sus aldeas montañosas cuentan con vistas mágicas de estos campos, lo que hizo que Constanza reciba apodos como "la Suiza del Caribe" y "Valle Encantado".

    No hay otro lugar como Constanza. Esta ciudad asombrosa te encantará y te hará entrar en un estado de relajación instantánea. Te cautivarán los pinos altos y la variedad de colores. Mientras recorres las asombrosas montañas, el paisaje es cada vez más hermoso, por lo que querrás detenerte y disfrutar de la impresionante vista.

    Leer más

    Leer menos

  • Santiago de los Caballeros, o Saint James of the Knights, nombrado por los 30 aristócratas que siguieron a Colón y se asentaron aquí en 1495, fue la primera capital del país hasta que sufrió un terremoto en 1562. Hoy en día, es la segunda ciudad más grande de la República Dominicana, conocida como Ciudad Corazón, o Heart City, gracias a su ubicación en el centro del Valle de Cibao. Es una ciudad moderna y próspera con comercios, centros financieros, instituciones educativas y servicios y tiene una cultura animada.

    Se destaca de las calles urbanas en expansión el Monumento a los Héroes de la Restauración, llamado de forma afectuosa El Monumento, es el principal punto emblemático y social de la ciudad, en cuyos jardines se reúnen los residentes y visitantes, pero también es un recordatorio constante de los hombres que recuperaron la independencia de la República Dominicana, que estaba bajo el dominio de España, en 1865. A lo lejos se vislumbra la Cordillera Central, lugar para muchas aventuras de senderismo. La historia, las artes y la cultura nunca están lejos en Santiago: el Centro Cultural León ofrece una exhibición completa del rico patrimonio del país. La animada vida nocturna cuenta con más de 100 discotecas, bares y salones en el centro de la ciudad.

    Culta, innovadora e intensa: así es Santiago. Sin embargo, a minutos de los límites de la ciudad, la pacífica vista de las montañas y el aire fresco te alejan del ajetreo y el bullicio y te sumergen en el impresionante corazón del Cibao.

    El Aeropuerto Internacional de Cibao (STI) está ubicado solo a media hora del centro de la ciudad.

    Leer más

    Leer menos

  • Enclavada en la costa este de la República Dominicana, se encuentra un esplendor intacto llamado Miches. Desde maravillas naturales y restaurantes de lujo hasta alojamientos elegantes, Miches es el lugar ideal para vacaciones de ensueño en el Caribe para quienes buscan un refugio tropical tranquilo y virgen. El litoral invita a los viajeros a desconectarse y a sintonizar con los sonidos de las aguas azules y cristalinas que bañan la orilla blanca. Además de playas prístinas, Miches tiene opciones para los amantes de la aventura.

    Miches, que alberga la cascada más alta del país y la famosa Montaña Redonda, ofrece algo especial cerca de las aguas cristalinas. En general, Miches es un destino turístico emergente conocido por su tierra virgen y diversa, con playas increíbles y costas irregulares que crean accidentes geográficos únicos.

    La puerta de entrada de Miches es el Aeropuerto Internacional Punta Cana (PUJ), el más conectado del Caribe. El PUJ está a menos de cuatro horas de vuelo de la mayoría de las ciudades de EE. UU. Desde allí se pueden coordinar traslados y transporte privado a Miches y también se pueden alquilar automóviles. El trayecto en auto de PUJ a Miches es de aproximadamente 60 minutos.

    Montaña Redonda es el lugar ideal para quienes buscan tomar las mejores fotografías del país. Montaña Redonda es una montaña aislada de 304 metros ubicada en la costa de la República Dominicana. Una montaña en la que encontrarás una hamaca donde puedes tomar fotos increíbles y sentir que estás volando.

    Playa Esmeralda es una de las principales playas de Miches. Tiene deslumbrantes cocoteros que dan sombra y aguas frescas de color turquesa y tan claras que los espectadores pueden ver los arrecifes de coral que hay debajo.

    Laguna Redonda se encuentra al este de Miches. Rodeada de fauna tropical y palmeras altas, Laguna Redonda es el lugar perfecto para tomar sol, hacer paddle board, navegar en canoa y mucho más.

    Laguna Limón se ubica en la parte oriental de Miches. Las serenas aguas dulces de Laguna Limón son el lugar perfecto para zambullirse, refrescarse y participar en actividades acuáticas divertidas en familia.

    El Salto de La Jalda de 120 metros de altura es la cascada más alta del Caribe. Es un recorrido ideal para los amantes de la naturaleza atraídos por su rica diversidad de flora y fauna y las vistas panorámicas de las montañas. Conserva la selva tropical de la pendiente norte de la Cordillera Oriental, donde dos ríos tienen sus nacientes y manantiales. Quienes deseen presenciar las impresionantes alturas de la cascada pueden llegar caminando o a caballo.

    Leer más

    Leer menos

  • La joya del noroeste, la provincia fronteriza de Montecristi, presenta un paisaje salvaje y cautivante, ideal para aventuras extraordinarias. Las plantaciones de arroz y plátanos, las cabras y los cactus gigantes se encuentran a lo largo de la carretera que te lleva a los estanques salinos y a los acantilados de piedra caliza que se encuentran con el océano Atlántico y sus olas. En este entorno, en parte desértico y en parte similar al Mediterráneo, los túneles de manglares conducen a lagunas frescas, mientras que los cayos de alta mar están repletos de aves migratorias y tienen playas solitarias de arena blanca.

    El Morro se eleva 242 metros sobre el nivel del mar y adorna el paisaje costero de Montecristi con una de las vistas más impactantes de la República Dominicana. El paisaje de bosque seco subtropical rodea El Morro con extensos manglares que pueden verse de cerca a pie o en barco.

    Cayo Arena tiene bancos de peces tropicales que pueden verse fácilmente en las aguas turquesas poco profundas, lo que lo convierte en un paraíso para los aficionados al esnórquel; la zona cuenta con una de las vidas marinas más abundantes de la República Dominicana, con corales y esponjas, y bancos de peces tropicales que nadan alrededor de los pies.

    Leer más

    Leer menos

  • A tan solo una hora de Santo Domingo, e incluso más cerca del Aeropuerto Internacional de Las Américas (SDQ), el pueblo costero cosmopolita de Juan Dolio es un paraíso tropical tranquilo y relajado muy cerca de la capital. Es un destino favorito de los dominicanos, que van allí los fines de semana para relajarse en la playa de arena blanca de 10 km de largo, repleta de hoteles, restaurantes, centros de buceo, bares y muchas villas vacacionales privadas, residencias lujosas y complejos modernos de departamentos.

    Además de disfrutar de la impresionante playa de Juan Dolio, te esperan muchas atracciones cercanas. El adyacente pueblo pesquero de Guayacanes, con su playa de arena blanca salpicada de canoas, ofrece una excursión perfecta de un día llena de cultura local, mientras que las olas azules de Playa Caribe atraen a los surfistas. Los golfistas disfrutarán de los campos verdes de Juan Dolio, Guavaberry y Los Marlins, mientras que los excursionistas pueden ver arte rupestre taíno en la "cueva de las maravillas".

    Juan Dolio también es un punto de partida ideal para viajes de un día a Santo Domingo, San Pedro de Macorís o La Romana. Estas ciudades, repletas de actividades y compras, se encuentran a una hora de distancia en dirección este u oeste.

    El Aeropuerto Internacional de Las Américas (SDQ) es la puerta de entrada ideal para pasar la noche en Juan Dolio.

    Leer más

    Leer menos

  • El Sur Profundo de la República Dominicana está desconectado geográficamente de los principales destinos turísticos del país, pero quienes viajen allí descubrirán que eso tiene sus ventajas: la mayor reserva de biodiversidad y parques del país, playas para practicar surf, cascadas de agua dulce como parques recreativos para nadar, paraísos de avistamiento de aves escondidos entre las montañas y plantaciones de los mejores cafés del país. Está claro por qué esta región se conoce como la "Perla del Sur".

    Más allá del ecléctico ritmo local de Barahona, la provincia y el interior de Bahoruco e Independencia te sumergen en un paisaje de pueblos pesqueros con arena y canoas, y vistas de cordilleras que parecen bajar del cielo y caer en el iridiscente mar turquesa del Caribe mientras conduces por la pintoresca carretera costera Barahona-Enriquillo. La provincia de Barahona, con una superficie de alrededor de 7700 km2, es un paraíso natural para observar la vida silvestre, con varias atracciones para entretenerte durante días.

    Cuando no estés practicando ciclismo de montaña o senderismo, o buscando piedras preciosas en las minas de larimar, asiste a una sesión de elaboración de mermelada artesanal con la cooperativa local en La Ciénaga, o relájate en uno de los bares del pueblo.

    Como si tuvieras una paleta de pintura, los amplios espacios exteriores de Barahona y las vistas atípicas te permiten elegir y mezclar paisajes y aventuras.

    El mejor punto de entrada para pernoctar en Barahona es el Aeropuerto Internacional de Las Américas (SDQ) en la ciudad capital de Santo Domingo, aproximadamente tres horas al oeste.

    Leer más

    Leer menos

  • Ubicada en el sudoeste de la República Dominicana, en la frontera con Haití, la provincia de Pedernales es uno de los puntos más remotos del país. Sin embargo, este paisaje desértico y costero distante es un destino popular de los exploradores. Un lugar donde las carreteras están bordeadas de cactus gigantes que permiten vislumbrar cada tanto las costas con aguas turquesas iridiscentes, que cuenta con vacas e iguanas, y donde los naturalistas encontrarán las mayores reservas del país.

    La mayoría de los visitantes se dirigen a Pedernales para llegar a la Bahía de Las Águilas, la joya de las playas dominicanas, situada bajo impresionantes acantilados kársticos e intacta desde la época precolombina. Sin embargo, los que pernocten descubrirán una provincia con algunos de los accidentes geográficos y lugares naturales protegidos más singulares del país. Parques, lagunas y lagos que albergan reptiles, aves y flora silvestre propios de la región en peligro de extinción. Antiguas cavernas taínas que revelan sumideros de agua dulce y arte rupestre poco explorada. Además, está el Parque Nacional de Jaragua, una joya natural de la República Dominicana, que forma parte de la reserva de la biosfera transfronteriza La Selle y Jaragua-Bahoruco-Enriquillo (República Dominicana y Haití) designada por la Unesco, que alberga 400 especies de flora. Estas incluyen al menos 180 especies de orquídeas, de las cuales 32 son propias de la región. También, hay iguanas rinoceronte y más de 130 especies de aves a lo largo de senderos marcados. Busca flamencos en la Laguna de Oviedo, una vida marina abundante con tortugas que anidan en sus playas y tiburones que nadan frente a las islas de Beata y Alto Velo. También encontrarás un refugio de reptiles, como el solenodonte y la jutía de La Española. Cerca, los cocodrilos americanos se reproducen y toman sol en las aguas hipersalinas del Lago Enriquillo, el mayor lago del Caribe, situado a 43 metros por debajo del nivel del mar.

    Completan este entorno silvestre ríos que caen en cascada hasta playas de guijarros, imponentes acantilados con un paisaje costero único de la República Dominicana y cuevas escondidas en espesos bosques de helechos que conducen a baños refrescantes en sumideros azules, mientras se escuchan historias místicas.

    Bahía de Las Águilas: reconocida como la playa más bonita de la República Dominicana y parte del Parque Nacional de Jaragua, esta franja de color blanco diamante se extiende a lo largo de 8 km, con aguas cristalinas de color turquesa, y un espectacular paisaje rocoso kárstico acompaña esta playa a lo largo de toda la costa.

    Leer más

    Leer menos

  • La Vega es un lugar turístico gracias a sus festividades de carnaval coloridas y llamativas celebradas en febrero. Es la capital de la provincia, donde se encuentran las estaciones de montaña de Jarabacoa y Constanza, y el centro de culto de la santa patrona de la República Dominicana, Nuestra Señora de las Mercedes. Antes de salir a la ruta hacia las montañas cercanas, disfruta de esta acogedora ciudad.

    Visítala en febrero para participar en el espectacular carnaval de La Vega. Se calcula que, cada año, medio millón de personas acuden a la ciudad de La Vega para ver a los traviesos diablos ""cojuelos"" con sus vejigas de cerdo infladas perseguir a cualquiera que se interponga en su camino. Los coloridos disfraces, muchos de los cuales cuestan miles de dólares, son obras de arte en sí mismos.

    Santo Cerro es uno de los sitios más calurosos del país, hogar de la iglesia Santuario Nuestra Señora de las Mercedes y de una peregrinación anual el 24 de septiembre, cuando dominicanos de todo el país acuden aquí para rendir homenaje a la patrona del país.

    Leer más

    Leer menos

  • Los fines de semana, Boca Chica atiende a los residentes de la ciudad de Santo Domingo, atraídos por sus playas turquesas y aguas poco profundas. Boca Chica es el mejor lugar para comer pescado frito o mariscos y disfrutar de la hermosa vista en uno de los restaurantes de la playa. Los días de semana, los turistas pueden disfrutar solos de la playa y el pueblo. Hay tres áreas de playa: Boca Chica (baños, restaurantes y vida nocturna), Andrés (marineros y pescadores deportivos) y La Caleta (buceadores).

    Con los años, se estableció un turismo individual, pero los tres complejos turísticos todo incluido de Boca Chica cubren en gran medida el turismo de congresos y eventos deportivos. Los turistas que se hospedan aquí pueden disfrutar de la playa y la proximidad del Aeropuerto Internacional de Las Américas, que está a solo 10 minutos en automóvil. Boca Chica también está a media hora de Ciudad Colonial y lo suficientemente cerca para jugar golf en Juan Dolio y La Romana.

    Boca Chica está cerca de las instalaciones deportivas del parque Mirador del Este, el parque submarino La Caleta con instalaciones de buceo, navegación y pesca, y las canchas de vóleibol de playa.

    El Parque Nacional Submarino La Caleta, uno de los primeros en la región, es un popular sitio de buceo cerca de Santo Domingo. Es conocido por sus varios naufragios y su abundante vida marina lista para ser explorada por buceadores de todos los niveles: desde principiantes hasta avanzados. Las profundidades van de 6 metros a 180 metros, sobre un área que se extiende 10 km² desde la Cueva de las Golondrinas hasta Punta Caucedo.

    Justo después del Club Náutico de Santo Domingo, se encuentra Marina Zar Par en la Bahía San Andrés, en el centro de la ciudad costera de Boca Chica, y cuenta con 150 amarres para barcos de hasta 100 m. Marina Zar Par es un puerto deportivo totalmente equipado que permite el uso completo de las instalaciones. Los servicios incluyen internet gratis, un restaurante frente al mar, una lavandería y traslados gratuitos a la ciudad de Boca Chica para hacer trámites. Como el aeropuerto internacional está a solo 11 km de distancia y Santo Domingo a solo 19 km, notarás que es una parada cómoda para las actividades de mantenimiento y, tal vez, una estadía a largo plazo.

    Leer más

    Leer menos

  • La ciudad de Bonao, situada a medio camino entre Santiago y Santo Domingo, suele considerarse solo una parada para comer, pero su belleza natural, sus colinas y el arte local hacen de este un destino interesante. Se puede acceder fácilmente a los senderos ecoturísticos de Río Blanco y Saltos de Jima. Los excepcionales museos de Cándido Bidó y Tiburcio están abiertos al público todo el año. Visitar el Carnaval de Bonao durante el mes de febrero también es muy divertido.

    Cada febrero, para celebrar el Carnaval, Bonao presenta sus propios y singulares personajes, que desfilan al ritmo de los tambores de carnaval los domingos. Entre los personajes del Carnaval de Bonao, se encuentran los Santos de Palo, representaciones en madera de santos católicos realizadas por los artistas que se agrupan según los santos que crearon.

    Las cascadas del río Jima son populares entre los lugareños. Un sendero a través de densos bosques tropicales permite acceder fácilmente a tres de las nueve cataratas en la Reserva Científica Las Neblinas, muy valorada para avistar aves.

    Plaza de la Cultura Cándido Bidó: museo, centro cultural y escuela de arte fundados por uno de los mejores pintores dominicanos de todos los tiempos, el fallecido Cándido Bidó. Enormes murales marcan la entrada al centro y a la tienda de regalos. Calle Mella.

    Leer más

    Leer menos

La República Dominicana tiene todo lo que mereces

Mapa

Descubre destinos increíbles
ªLa Brújula de eDreams
Con La Brújula de eDreams te presentamos destinos de ensueño a los que puedes llegar desde
F
Lo sentimos, no se puede acceder a la página solicitada
- Si has escrito la dirección a mano, por favor, comprueba que lo has hecho correctamente - Si has pulsado sobre un enlace para llegar hasta aquí, probablemente exista un problema con el enlace - Si has llegado aquí a través de un enlace en Tus Favoritos,
¿Quieres tu tarjeta de embarque?
Check-in automático, actualizaciones del estado de los vuelos en tiempo real y toda la información que necesitas para tu viaje: solo en la app.
¿Necesitas ayuda?
r
¿Necesitas ayuda?